Con cuatro estrellas Euroncap por su nivel de seguridad, el Mazda CX-7 es un coche dinámico que cuenta con prestaciones de todoterreno, como la tracción integral o un puesto elevado de conducción.

Su excelente comportamiento en carretera, y un consumo medio aceptable para su peso y cilindrada, convierten al Mazda CX-7 en un firme competidor dentro del segmento de los todocaminos compactos.

Mazda CX-7, avanzada tecnología de seguridad

La marca nipona ha equipado el Mazda CX-7 con importantes medidas de seguridad, tanto activas como pasivas, con el fin de proteger a sus ocupantes en caso de impacto.

Su carrocería está fabricada en acero, e incluye zonas de deformación controlada en la parte delantera y trasera, así como refuerzos en las puertas para amortiguar los impactos laterales.

El Mazda CX-7 dispone de sistema complementario de seguridad pasiva (SRS), que se compone de una unidad central de control, cinturones con pretensores, sensores de choque, limitadores de carga y sistema de airbags.

La versión LUXURY, equipa de serie un asistente de cambio de carril, que advierte al conductor de la proximidad de otro vehículo en caso de que éste quiera adelantar.

El CX-7 sale de fábrica en todas sus versiones con el sistema ESS, señal de parada de emergencia, que activa las luces de emergencia y hace que parpadeen las luces de freno, como aviso para los conductores que circulen detrás del vehículo, en caso de que éste frene bruscamente circulando a más de 50 km/h. El sistema antibloqueo de freno a las cuatro ruedas, los frenos de disco ventilados delanteros y traseros, así como el sistema de distribución electrónica de la fuerza de frenado, contribuyen a garantizar que el coche se pueda detener rápidamente en caso de que sea necesario.

Las versiones STYLE y LUXURY, equipan de serie cámara de visión trasera y sistema de monitorización de la presión de los neumáticos, que ayudan a mejorar la seguridad.

Características técnicas del Mazda CX-7

El Mazda CX-7 está disponible en dos motorizaciones de 16 válvulas, uno para gasolina y otro para diesel.

El motor gasolina es el 2.3 MZR Turbo de 4 cilindros en línea, que permite obtener una potencia de 260CV. Con trasmisión manual de 6 velocidades y tracción integral, el motor 2’3 MZR Turbo tiene un consumo medio de 10’4 litros/100 km y una velocidad máxima de 211 km/h. Las emisiones de CO2 son de 243 g/km.

La motorización del Mazda CX-7 en su versión diesel, dispone también de caja de cambios de 6 velocidades y tracción integral. El motor, el 2.2 CRTD, tiene una potencia de 173 CV que alcanza los 200km/h de velocidad máxima. Con un consumo medio de 7’5 litros, sus emisiones de CO2 son de 199g/km.

El Mazda CX-7 es un SUV de tamaño medio con una longitud de 4’70 metros, 1’87metros de anchura y 1’64 metros de altura. El volumen de carga del maletero es de 455 litros, que se convierten en 774 litros, al abatir la banqueta trasera.

Acabados del Mazda CX-7

El Mazda CX-7 sale a la venta en tres versiones con diferentes acabados y equipamiento.

El acabado básico del Mazda CX-7 es el ACTIVE, que equipa de serie climatizador automático, volante en cuero, luces antiniebla delanteras, consola central en color gris oscuro metálico, llantas de aleación de 18” y radio-reproductor de CD/MP3 con cuatro altavoces.

STYLE, la gama media del CX-7, dispone de cámara de visión trasera, bluetooth, sistema de navegación, control de crucero; limpiaparabrisas automáticos con sensor de lluvia, alarma, luneta trasera y ventanillas laterales traseras con cristales tintados; asientos delanteros calefactados y control de presión de los neumáticos.

El equipamiento superior del Mazda CX-7 se denomina LUXURY, e incluye además de las características de las versiones ACTIVE y STYLE, los siguientes complementos: faros delanteros de Xenón, asientos de cuero, memoria de posición del asiento del conductor; asistente de cambio de carril y supervisión de ángulos muertos, ajustes eléctricos en asientos delanteros; llantas de aleación de 19”, retrovisores con plegado eléctrico; tarjeta inteligente y sistema de sonido BOSE, que incluye 9 altavoces y un cargador de 6 CDs.

Colores y precios del Mazda CX-7

El Mazda CX-7 sale a la venta en siete colores de carrocería. Las tapicerías de los acabados ACTIVE y STYLE son en tejido negro, mientras que la versión LUXURY ofrece tapicerías de piel en color negro o beige.

Se puede adquirir un Mazda CX-7 2.2. CRTD 173CV ACTIVE desde 32.200 euros, mientras que el resto de gamas de este motor diesel cuestan 35.050 euros el STYLE y 38.300 el LUXURY. El motor gasolina 2.3 DISI de 260 CV sólo se comercializa con el acabado LUXURY y su precio es de 41.250 euros, equipamiento opcional aparte.