El Parlamento argentino se apresta a debatir y aprobar la ampliación del matrimonio a personas del mismo sexo. Sanción que institucionalizará un reclamo que viene ganando en los estrados judiciales. De hecho ya se realizaron cuatro bodas a partir de los reclamos en los tribunales, por lo que la medida garantizará que muchas parejas homoparentales puedan concretar sus derechos y desarrollar una vida en igualdad.

Esta situación no es más que el avance de derechos que tiene Argentina en términos de políticas contra la discriminación. Si vemos que el INADI Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo, en su Plan Nacional, fija como propuesta de acción impulsar la sanción de normas que garanticen la igualdad de derechos a todos y todas, entre ellas el matrimonio de personas del mismo sexo.

En ese sentido, el actual presidente de INADI destacó la importante necesidad de debatir la Ley de Matrimonio habilitándo la posibilidad a la unión de personas del mismo sexo, Claudio Morgado afirmó: "Nos parece que a esta altura es necesario reformar el código civil y aceptar todas estas cuestiones que están vinculadas con las construcciones sociales".

Sobre los cambios en el Matrimonio

El matrimonio es una relación social que en diferentes culturales o religiones configura la forma en que una comunidad estructura una unidad familiar, tal como señala Deborah Fleischer que tradicionalmente las sociedades occidentales la centraron en un eje reproductivo entre hombre mujer.

Los cambios en la sociedad posmoderna, muestran un vertiginoso cambio en los esquemas patriarcales y especialmente en los modelos familiares. Una relación que en el pasado era estable y prefigurada sexualmente, en la actualidad es dinámica y diversa. De esta manera, la familia tradicional se desplaza hacia formas diferentes, de núcleo a red, y de composición, hetero u homo parentales.

Cuestión de Derechos

Desde una expresión laica del Estado, la regulación de estas relaciones sociales deben garantizar a su vez el reconocimiento de derechos, por lo que tanto el divorcio como el reconocimiento de parejas del mismo sexo es una adecuación a nuevas realidades.

De hecho, existen otras ciudades en América Latina que aprobaron reformas al código civil para permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, como México D. F., para

Pueden existir planteos religiosos pero que no pueden limitar derechos de personas que ejercen su identidad y forma de vida en forma diferente. Por el contrario, negarlo mantiene una discriminación sobre personas que ejercen su sexualidad autonomamente y que quiero ejercer sus derechos en forma igualitaria a personas de preferencias monogámicas y heterosexuales.

Otras sexualidades

Incluso, las relaciones múltiples como los swingers o el poliamor serían modalidades que en el futuro la legislación debería contemplar, debido a que las prácticas sexuales pueden derivar en nuevas formas familiares a las que se deberán contemplar y garantizar derechos.

En declaraciones para este medio, María Rachid, presidenta de la FLGBT (Federación de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Trans), sostuvo en el Congreso argentino que cuando el proyecto se convierta en Ley se avanzará hacia la igualdad real de derechos.

Como reflexión final, se puede considerar que las sociedades construyen su identidad y que la humanidad en el siglo XXI se desarrollará con la coexistencia de identidades diversas, lo que implicará reconocerlas y garantizar la igualdad de derechos.