Las cucarachas son un problema común en todas las ciudades y países del mundo. Es muy desagradable encontrarlas, y además transmiten enfermedades. Exterminar las cucarachas es un ejercicio de paciencia, pero puede hacerse de un modo barato y limpio si se sabe cómo.

Mantener limpia la casa, primer paso para eliminar las cucarachas

Las cucarachas buscan principalmente, como casi todos los seres vivos, calor, agua y comida. Si se consigue ocultar el agua y la comida de la vista de los insectos, se avanzará notablemente en la eliminación de las cucarachas. Los consejos más recomendables para mantener una casa libre de atracciones para las cucarachas son los siguientes:

  • Limpiar los restos de comida inmediatamente después de comer, evitando que quedan migas sobre las superficies.
  • Sacar la basura con regularidad, especialmente la orgánica.
  • Secar las superficies de baños y cocinas cuando han terminado de usarse. Hay que tener en cuenta que las cucarachas pueden vivir alrededor de un mes sin comer, pero aguantan mucho menos sin beber, al igual que las personas.
  • Guardar la comida herméticamente, utilizando tupperwares u otros botes sellados para guardar productos como pan o galletas, que no tengan un recipiente propio.
  • Evitar dejar platos a remojo en la pila, ya que para las cucarachas este lugar es perfecto, al contener comida y agua.

Esperar antes de matar a las cucarachas para conocer sus escondrijos

Aunque el primer impulso cuando se ve una cucaracha es pisarla o rociarle un bote de insecticida, es recomendable, siempre que no se les tenga fobia, esperar para estudiar su comportamiento.

Una cucaracha a la huida tratará de buscar aquel lugar donde se sienta segura, o tal vez vuelva por sus pasos hacia el lugar por donde ha entrado en la vivienda. Conocer tanto uno como otro refugio resulta de mucha utilidad cuando se quiere proceder a su eliminación.

Por supuesto, si se detectan huecos en las paredes de la casa, especialmente en el baño o en la cocina, deben ser sellados.

Insecticida casero a base de ácido bórico

Una vez eliminada la comida y el agua de la ruta de las cucarachas y conocidos sus escondrijos, es momento de pasar a su exterminación.

Existen multitud de productos en droguerías, algunos efectivos y otros de dudosa eficiencia. El ácido bórico, a la venta también en farmacias, sirve como base para fabricar insecticida casero.

Basta con mezclar una cucharada de este ácido con algún alimento dulce, como la leche condensada, y dejarlo en un tapón en el suelo, cerca de los sitios donde las cucarachas tienen sus refugios o zonas de entrada. El ácido bórico, que no tiene efecto sobre los humanos si no se produce un contacto prolongado, resulta letal para las cucarachas.

Los gatos, depredadores naturales de cucarachas

Si con los métodos anteriores aún no se ha podido terminar con la plaga, siempre se puede adoptar un gato. Los felinos cazan y comen por instinto y resultan un fiel aliado en la lucha contra cualquier tipo de invasor, además de proporcionar compañía. Eso sí, cuando las cucarachas hayan desaparecido, el gato se queda.