El séptimo Masters 1000 de la temporada ya tiene a sus ocho ocupantes de cuartos de final, que hoy estarán luchando por un lugar en las semifinales del tradicional certamen estadounidense. Tras la inesperada derrota de Andy Murray, Roger Federer y Novak Djokovic son más que nunca los candidatos para quedarse con el título, con el condimento extra de la lucha mano a mano entre ambos por el nº 1 del mundo.

Federer tiene un choque de riesgo ante Fish

El andar del Roger Federer hasta el momento ha sido muy cómodo. Tras la frustración por la medalla de oro que se le escapó en Londres y la no participación en Toronto, el suizo derrotó a Bogomolov Jr. y a Tomic con mucha autoridad, jugando un gran tenis y despejando cualquier duda en cuanto a un posible bajón anímico.

Después de vencer al australiano por 6-2, 6-4, Federer afrontará un encuentro que puede llegar a ser complicado, ya que enfrente estará Mardy Fish, especialista en cemento y verdugo de Radek Stepanek por un doble 6-3 en los octavos de final. El estadounidense fue semifinalista el año pasado y basa su ránking (hoy nº 20 del mundo) en la temporada de cemento, superficie sobre la cual es un rival a respetar para cualquier jugador.

Federer ya igualó su performance del año pasado (cayó en cuartos contra Berdych) y ahora aspira a alcanzar la final para asegurarse el nº 1 del mundo. El historial entre ambos jugadores muestra una ventaja de 7-1 (5-1 sobre cemento) para el suizo, que ganó los primeros cinco duelos perdiendo apenas un set. En Indian Wells 2008 llegó la única victoria de Fish: 6-3, 6-2 en semifinales. Después de eso, Federer se impuso en otras dos ocasiones: 6-7 (5), 7-6 (1), 6-4 en la definición de Cincinnati 2010 y 6-1, 3-6, 6-3 en el Masters de Londres del año pasado. Como se ve, los últimos choques fueron más parejos y posiblemente la tendencia se repita esta vez, con el suizo siempre como el favorito para llevarse la victoria, sobre todo si logra mantener el nivel que mostró en sus dos primeras presentaciones. En caso de avanzar, el rival en semifinales saldría del duelo entre Raonic y Wawrinka.

Djokovic tiene un duelo más accesible

Un tanto más cómodo parece, a priori, el encuentro de Novak Djokovic, que enfrentará a Marin Cilic, verdugo de Pablo Andujar por 7-6 (4), 6-2. El serbio arrastra un importante desgaste físico después de jugar hasta el último día en Londres y de consagrarse en Toronto. Sin embargo, en la jornada de ayer apenas debió transpirar, ya que Nikolay Davydenko se retiró por molestias en el hombro tras perder 6-0 el primer set.

El ruso apenas podía sacar y cometió ocho doble faltas. Para "Nole", que el año pasado, extenuado, se retiró en la final, fue una suerte, ya que el serbio suele acusar el cansancio cuando se acumulan varias semanas de competencia sin descanso.

Djokovic es claro favorito ante Cilic y el historial entre ambos así lo avala: en seis enfrentamientos previos, el nº 2 del mundo se impuso siempre, perdiendo apenas un set en el US Open 2008 (6-7(7), 7-5, 6-4, 7-6 (0)). Todos esos duelos fueron sobre cemento, aunque este será el primero del año. En 2011 se cruzaron una sola vez; fue en Montreal, con triunfo por 7-5, 6-2 del eventual campeón.

El croata es un buen jugador, de hecho hoy es el 15º del mundo, pero está un par de escalones por debajo del serbio, que además de defender la final del año pasado tiene la posibilidad de recuperar el nº 1 del mundo. Para ello deberá quedarse con el título y esperar que Federer no alcance la final.

Del Potro, con incertidumbre ante el sorprendente Chardy

A pesar de las molestias que sufrió en su muñeca izquierda, Juan Martín del Potro logró sacar adelante su encuentro de octavos de final ante un muy irregular Viktor Troicki por 7-6 (2), 2-6, 6-1 y se metió por primera vez entre los mejores ocho de Cincinnati, mejorando notablemente la 2º ronda que consiguió en 2011.

Ante el serbio, el argentino no usó su brazo izquierdo y pegó el revés a una mano y con slice durante todo el encuentro. Pese a ello ganó y ahora se medirá con el lucky loser Jeremy Chardy, la gran sorpresa del certamen. El francés cayó con Fognini en la última ronda de la clasificación pero ingresó al cuadro por la no presentación de su compatriota Gilles Simon. Chardy lo aprovechó, eliminó a Roddick y a Istomin y ayer dio la nota venciendo al campeón defensor Andy Murray por 6-4, 6-4, jugando un tenis súper agresivo y ganando con total autoridad.

El nº 38 del Ránking Mundial ya había sorprendido en Toronto derrotando a Tsonga y ahora se metió por segunda vez en su carrera en los cuartos de final de un Masters 1000. Es un jugador espasmódico e irregular, pero viene con la confianza alta y si está en un buen día, tranquilamente se podría anotar otra sorpresa.

Por otra parte, del Potro difícilmente vuelva a salir airoso si no puede golpear el revés con las dos manos, por lo que el estado de esa muñeca será un factor determinante. Este será el primer duelo entre ambos jugadores y el ganador esperará por Djokovic o Cilic.

Primer choque entre Raonic y Wawrinka

El otro duelo de cuartos de final será entre dos jugadores que hasta el momento han cumplido una campaña excelente en Cincinnati. Stanislas Wawrinka eliminó a Mathieu, a Ferrer y a Nishikori (a este último por un doble 6-3), mientras que Milos Raonic venció a Gasquet, a Baghdatis y a Berdych para meterse por segunda vez en su carrera y de manera consecutiva en los cuartos de final de un Masters 1000. El joven canadiense de 21 años es una de las grandes promesas del circuito y viene jugando en gran nivel, apoyándose principalmente en el servicio, su mejor arma.

Este será el primer enfrentamiento entra ambos y el vencedor irá en semifinales contra el ganador de Federer-Fish.

Orden de juego

-Cancha Central

  • Del Potro-Chardy; a las 11:00 hora local (12:00 en Argentina, 17:00 en España).
  • Djokovic-Cilic; a continuación.
  • Federer-Fish; a las 19:00 hora local (20:00 en Argentina, 01:00 en España).
-Grandstand

  • Raonic-Wawrinka; no antes de las 15:00 hora local (16:00 en Argentina, 21:00 en España).