Tastoanes es una fiesta que se lleva a cabo en Tonalá, entre otros lugares del occidente de México, y se celebra durante el mes de julio en la cabecera municipal; tomando como fecha principal el día de Santiago Apóstol, el 25 de julio, porque la celebración consiste en conmemorar la batalla entre Nuño de Guzmán y los nativos del lugar, en el año de 1530, en el Cerro del Ombligo cuando se apareció por vez primera el Santo Santiago.

En esta festividad, una de las más importantes de la ciudad, las máscaras de los tastoanes son una pieza clave porque guardan muchos simbolismos.

La máscara es el elemento protagonista de los tastoanes

Un tastoan es un guerrero, es un hombre que se transforma como tal. En la cabecera municipal de Tonalá, los tastoanes por lo regular visten con capotes o gabardinas de colores oscuros, usan botas de hule, llevan un palo de madera en la mano y guardan su identidad bajo una espeluznante máscara.

Las máscaras son un elemento protagonista en esta festividad. Se puede ver claramente una uniformidad en cuanto al vestuario de los tastoanes pero no ocurre lo mismo con las máscaras que llevan; a primera vista pareciera que todas se parecen y así es, pues tienen símbolos en común, pero cada una fue hecha por manos distintas, con variadas técnicas y bajo ideologías diferentes, pero con un mismo fin, representar todo aquello que se libró en la mítica batalla entre españoles e indígenas durante la conquista.

Las primeras máscaras eran de barro

Las primeras máscaras que usaron los tastoanes eran hechas de barro de la región, pero en la actualidad la vaqueta es el material más utilizado, por la resistencia que han tenido al participar con ellas en las tradicionales Jugadas de Tastoanes.

Las máscaras son enmarcadas con largas cabelleras de crin de caballo y de vaca, como lo marca la tradición, pero también las hay de ixtle.

¿Qué representa una máscara de tastoan?

Estas impresionantes máscaras, aunque no lo parezca, representan rostros humanos, pero deformados por viruelas y por llagas. Algunas de éstas tienen rasgos zoomorfos, es decir, que tiene forma o apariencia de animales como de lobo, de perro, de gato, entre otros, y también se pueden apreciar algunas con formas de aves como águilas o gallos.

Estos rostros son decorados con alimañas de la región, como arañas, alacranes y serpientes; éstos se colocan en las máscaras para representar la rudeza y los bichos que se les pegaron a los conquistados al esconderse en la barranca.

Si una máscara tiene una verruga simboliza el Xictepetl, el Cerro del Ombligo, que hoy se conoce como Cerro de la Reina y es el lugar donde se dice que ocurrió aquella batalla, de la que surge la representación de Tastoanes, una danza entre moros y cristianos.

Las llagas o heridas que tienen las máscaras representan los golpes dados por el Santo Santiago, cuando se apareció, por eso es que los rostros tienen expresiones de dolor y de fiereza.

Un tastoan se renueva cada año

Una máscara de tastoan guarda la identidad de un hombre, pues al colocársela se convierte en guerrero, en un guerrero tastoan.

Un tastoan no es un hombre que cada año se caracteriza para participar en una representación teatral, sino un guerrero que lucha día con día y se prepara para librar la batalla final. La mayoría de los tastoanes hacen una máscara nueva cada año pues es una manera de renovarse a sí mismos.