La terapia del termomasaje tiene como finalidad fortalecer y desintoxicar el organismo, ayudando a su recuperación natural.

La camilla realiza un masaje a lo largo de la columna vertebral, desde las vértebras cervicales hasta el cóccix. El masaje lo hace un rodillo de jade que irradia calor infrarrojo y que aplica la presión necesaria para alinear vértebras y cadera.

Acupresión: presión sobre los puntos de acupuntura

La acupresión tiene sus fundamentos en la acupuntura china, la cual se basa en la energía vital que fluye por el cuerpo y la mente a través de los meridianos. Cuando éstos están en equilibrio, la persona está sana.

La camilla ejerce presión, junto con una combinación de radiación infrarroja lejana y termoterapia, teniendo los mismos efectos que la acupuntura, pero sin agujas.

Beneficios de la acupresión

  • Aumenta la oxigenación de la sangre.
  • Relaja la mente y el cuerpo.
  • Alivia dolores de cabeza, cuello y hombros.
  • Ayuda a la desintoxicación del organismo.
  • Aumenta la sensación general de bienestar físico y psicológico.

Termoterapia

La termoterapia puede ayudar a aliviar el dolor del espasmo muscular y la tensión de la parte baja de la espalda.

El calor dilata los vasos sanguíneos de los músculos que rodean la columna vertebral aumentando el flujo de nutrientes y oxígeno, lo cual es indispensable para reparar los tejidos dañados. El calor facilita el estiramiento de los tejidos blandos que adquieren flexibilidad, alcanzando una sensación de bienestar general.

Radiación infrarroja lejana

Una de las características de esta radiación es la facilidad de penetración en el tejido humano, con lo que se produce una resonancia natural que aporta múltiples propiedades benéficas.

La onda (7 a 14 micrones) de radiación infrarroja lejana actúa sobre partículas de agua que tienen encapsuladas sustancias tóxicas, las cuales al comenzar a vibrar rompen los lazos iónicos y destruyen dichas sustancias.

El tratamiento con este tipo de radiación ayuda a aliviar dolores inflamatorios, a bajar la presión arterial y mejorar problemas bronquiales.

Es una terapia completamente inofensiva que al reducir la sensibilidad de los hilos neurales del sistema nervioso, permite que el cuerpo libere endorfinas, sustancias relacionadas con la morfina que bloquean o reducen la sensación de dolor.

Moxibustión

Es la técnica de aplicación de calor en determinados puntos de la acupuntura. En el caso de la camilla, el calor es proporcionado por el rodillo que se detiene en dichos puntos.

La medicina oriental utiliza raíces de la planta artemisa para proporcionar el calor.

El jade

Es una piedra preciosa de color verde, gema real en China y “piedra mágica” para aztecas y mayas. Es conocida por sus propiedades curativas, transmite los rayos infrarrojos en forma natural, de la misma manera que lo hace el cuerpo humano.

La emisión de una suave y constante energía fortalece pulmones, corazón y sistema nervioso, aumenta la capacidad de filtración del riñón, con la consecuente desintoxicación de la sangre.

Tiene la capacidad de demorar el proceso de envejecimiento y maximizar la capacidad del cuerpo de fortalecer sus defensas naturales y sus capacidades autocurativas.

Después de las primeras sesiones en la camilla termomasajeadora, se comienzan a experimentar distintos síntomas de desintoxicación que varían de acuerdo a cada individuo. El tiempo de liberación de las toxinas, depende de cada organismo. Si la persona se siente bien desde el comienzo de las sesiones, significa que la velocidad de recuperación del cuerpo es mayor que la velocidad de excreción de los desechos.

Este tipo de terapia debe acompañarse de evaluaciones periódicas que realizará el médico de cabecera.