Norma Jean Baker fue una mujer completamente fagocitada por el personaje que creó en las pantallas. Marilyn Monroe interpretó en muchas de sus películas el papel de rubia explosiva, chispeante y frívola, algo ingenua y boba. Nada más lejos de la realidad. Sus múltiples biografías han dejado patente que ella siempre fue una mujer frágil e insegura que buscaba desesperadamente la aceptación y el cariño de quienes la rodeaban. Una mujer inteligente que supo crear a Marilyn, el sex symbol e icono del siglo XX por excelencia.

Los escándalos, los rumores y su misterioso suicidio terminaron por desdibujar a la persona y crear el mito. 48 años después de su muerte, la documentación va dejando a la luz a la mujer que daba cuerpo a ese mito dorado del Hollywood de los años 50.

Marilyn Monroe: Una gran lectora

La autora norteamericana Joyce Carol Oates en su novela “Blonde” (Plaza & Janes, 2000), una biografía novelada de la actriz, ya nos mostró ese lado más intelectual de la estrella. Su novela nos revela a una mujer volcada en la lectura, con una sensibilidad a flor de piel que la impulsaba a escribir y vivir intensamente los papeles de sus películas y representaciones teatrales.

A lo largo de su vida, Marilyn logró atesorar una importante biblioteca integrada por muchos de los más importantes escritores de su época. Los autores que más impresionaron a la rubia actriz fueron Kafka, Rikle, Joyce y Dostoievski. La biblioteca de Marilyn Monroe fue subastada en 1999 en Christie’s.

Una poeta llamada Marilyn Monroe

Pero más que su avidez por la lectura, lo que realmente sorprende es su gusto por la escritura, su calidad y sensibilidad poética. Marilyn se descubre como una mujer creativa que amaba la literatura y el arte. Unas inquietudes intelectuales que la llevaban a escribir a diario reflexiones sobre todo aquello que la rodeaba y componer poemas para sus amigos.

Según los críticos, los escritos de Marilyn son fríos pero dotados de calidad literaria, desvelándonos a una mujer con alma de poeta.

Los escritos más antiguos que se incluyen en la obra datan de 1943, año en el que la actriz contaba con 17 años, y se prolongan hasta momentos previos a su muerte en 1962, cuando contaba 36. 19 años de su vida que la actriz puso por escrito, volcando no sólo sus experiencias personales y sus sentimientos, sino también aspectos de su vida profesional y referencias a obras de autores como Samuel Beckett o James Joyce.

“Help, Help”, un poema de Marilyn Monroe

Algunos poemas y dibujos de Marilyn ya fueron publicados por Norman Rosten en su libro “Marilyn: An untold story” (1977). En el libro se incluía un poema cuyos tres últimos versos han aparecido en algunas publicaciones dado su carácter premonitorio y su tono pesimista, antesala de su aún polémica muerte.

Help Help

Help I feel life coming closer

When all I want is to die”

(“¡Socorro! ¡Socorro!

Socorro, siento que la vida se acerca

Cuando todo lo que quiero es morir”)

“Fragmentos”, el libro de Marilyn Monroe

“Fragmentos” es el primer libro compuesto íntegramente por textos de la actriz. Un libro que cuenta, según su editor Hodell Courtney, incluye reflexiones sobre algunos de sus maridos, especialmente sobre el dramaturgo Arthur Miller, notas sobre sus ensayos y cartas a sus amigos. Asimismo, el texto de acompaña de 33 fotografías inéditas de la actriz. Todo ello presentado de manera cronológica y con reproducciones facsímiles de los textos.

El libro "Fragmentos", editado por el francés Bernard Commenty el productor de cine estadounidense Stanley Buchthal, saldrá a la venta el próximo 6 de Octubre.