El municipio de Teulada tiene dos localidades separadas por 7 kilómetros. La de Teulada propiamente dicha y la de Moraira. Se lo denomina entonces, Municipio de Teulada-Moraira.

Está en la provincia de Alicante a 75 kilómetros al norte de la ciudad de Alicante y a 110 kilómetros al sur de Valencia.

Teulada siempre tuvo actividad agrícola mientras que la más reciente Moraira, se caracteriza por la actividad marítima, sobre todo la pesquera.

Por carretera el lugar se comunica por medio de la Nacional Alicante-Valencia, la 332, Autopista 7.

Por ferrocarril se comunica por el pintoresco Trenet de La Marina, de trocha angosta, que se detiene en la estación Teulada.

Historia de Teulada Moraira

Desde antiguo la zona fue ocupada en la zona de Teulada, más precisamente en la Cova de la Cendra. La región de leves ondulaciones fue epicentro de la producción agrícola, hasta que el volumen de producción hizo que se exportara por mar en la cercana ubicación que sería Moraira hacia el siglo XVIII.

La cercanía de ambas localidades las ha unido administrativa e históricamente.

No se puede separar una de la otra, salvo que se busque vacacionar solamente por el gusto de la mar. Sin embargo, no se puede dejar de destacar los sitios turísticos de Teulada que provocarán en el visitante un regocijo de placer por lo pintoresco y ancestral del lugar.

Sitios turísticos de Teulada

El visitante no podrá dejar de asombrarse al caminar tanto por las estrechas callejuelas como por los lugares más abiertos que convergen hacia las plazas San Vicente Ferrer y Constitución. En su recorrido o en sus adyacencias se pueden admirar algunos de los siguientes lugares:

  1. Ermita Divina Pastora, contigua a la Iglesia Parroquial de Santa Catalina, de portal renacentista aunque su estilo general es barroco. Fue restaurada y se le hicieron terminaciones en los años de 1860 y 1870.
  2. Iglesia Fortaleza de Santa Caterina, construida con fines religiosos y de defensa del lugar. La iglesia original es por lo menos del siglo XV, mientras que las terminaciones originales y las construcciones defensivas contra los piratas moros, datan de la segunda mitad del siglo XVI. Sucesivas ampliaciones posteriores le han dado un aire majestuoso, que no impide ver los sencillo de la primitiva construcción medieval.
  3. Sala de Jurados y Justicia (Jurats i Justicies), construida a principios del siglo XVII, de base rectangular y arcos romanos. El edificio está construido con piedra caliza, lo que le da el aire típico de la construcción en boga hacia el año 1620.
  4. Ermita de San Vicente Ferrer, construida hacia 1770. El edificio es de piedra arenisca, cuya fachada de impactante blanco, contrasta con los colores verde, azul y blanco de las tejas de la cúpula y el calamoche moderado del pórtico. Se destaca el retrato del Santo y la cercana y pequeña capilla que recuerda sus predicaciones. Como homenaje a este hecho, en 1985, se ha incorporado una obra de la pintora Paloma Maynar.
  5. La Ermita de Font Santa, ubicada en el camino a Moraira, y centro de celebración de una fiesta religiosa que se lleva a cabo el primer domingo de julio. También dedicada a San Vicente Ferrer, se dice que desde que él intervino por una sequía, la fuente que la contiene no ha dejado de proveer agua.

Los lugares de Moraira

La carretera transporta al turista a la otra parte del municipio de dos cabezas: Moraira. Nos recibe su cuidada Plaza Nuestra Señora del Carmen y la calle principal, que se dirige rápidamente la rivera del intenso mar azul.

Los lugares de la turística Moraira, están marcados por su carácter marítimo, sus playas y sus típicos lugares de pescadores.

Sin embargo, no le va en saga en cuanto a los monumentales edificios que luce orgullosa:

  1. Castillo de Moraira, la fortaleza del lugar construida por los Borbones en el siglo XVIII, domina la playa de Ampolla, ya que se ubica sobre la colina rocosa que origina ese arenal. Aún en tiempos tan avanzados como los de los años 1700 los ataques moros provocaban la construcción de estas fortalezas costeras. Tiene forma semicircular, con tres alas y dos plantas, en una altura global de 10 metros, en cuyas almenas se ubicaban siete cañones.
  2. Iglesia Parroquial de la Madre de Dios de los Desamparados, construida en el centro de la villa pesquera hacia 1876. Está dividida en tres naves, a las que separan grandes pilares; la nave principal tiene la particularidad de tener el doble de largo que las laterales. El retrato de la Virgen de los Desamparados y los mosaicos del artista Ros Martí, se destacan en una decoración austera. Las ampliaciones y el nuevo campanario llevados a cabo en el siglo XX, no le hicieron perder su estilo.
  3. Torre de Vigilancia del Cabo de Oro, construida sobre la cúspide del acantilado del cabo. Al igual que los otras fortalezas de la zona, se construyó contra los ataques berberiscos, pero es de una época anterior, la de Felipe II, desde mediados del siglo XVI. Tiene una altura de 11 metros y una circunferencia de 26 metros; la particularidad es que no tenía puerta de entrada, por lo que para el ingreso de los soldados defensores y pertrechos se hacía por cuerdas, aparejos y roldanas.
La zona turística de Teulada-Moraira es una de las más recomendables de la costa mediterránea, ya que se puede disfrutar en familia en un marco pintoresco y de renovado contraste entre lo agrícola, lo pesquero y los amplios servicios turísticos y gastronómicos de las playas aledañas.