Los vampiros son aquellos que solo salen de noche y se alimentan con sangre. Se tiene ya una imagen bien definida de ellos por las caricaturas y las películas de ciencia ficción y para hacer una caracterización de estos seres se sigue dicha imagen. Tienen la piel muy pálida, unos grandes colmillos y siempre visten muy elegantes, por lo regular de negro.

Maquillaje para vampiros

Para maquillar a un vampiro no se necesita mucho maquillaje, básicamente se requiere:

Estos materiales se pueden sustituir por lápices delineadores y maquillaje en polvo como rubores y sombras para párpados. Del maquillaje social también se va a utilizar:

  • Sombras de ojos negra o gris
  • Rímel o máscara de pestañas
  • El rizador para pestañas
  • Lápiz delineador rojo y negro
  • Lápiz labial rojo y negro

Cómo maquillar a un vampiro

  1. Colocar una base blanca: en todo el rostro, incluyendo las orejas y el cuello. Si se usa maquillaje en crema o al agua se utiliza una esponja, tratando de que quede lo más pareja posible; para esto se toma poco material y se aplica dando golpecitos porque si se desliza a lo largo puede quedar veteada.
  2. Aplicar las sombras: debajo del hueso de las mejillas y en ambos lados de la nariz para estilizar el rostro y en los ojos, arriba y abajo, para que parezcan ojeras. Se aplican con otra esponja o con un aplicador de sombras de ojos. Y para darle más dramatismo se delinea la parte inferior interna del ojo con el lápiz delineador rojo.
  3. Dibujar las cejas tupidas: con maquillaje negro se simula el pelo por encima de la ceja natural, con un pincel delgado porque no deben verse despeinadas.
  4. Pintar la boca y unos colmillos: también con maquillaje negro o con un lápiz labial de ese tono se rellena la boca y con un pincel delgado se dibujan unos colmillos, que empiecen sobre el labio inferior y hacia abajo, para después colorearlos de blanco.
  5. Agregar la sangre: con maquillaje rojo y un pincel muy delgado se simula sangre alrededor de cada colmillo blanco y en las comisuras de los labios. O también se puede usar sangre artificial.

El caso de las mujeres vampiro

Un maquillaje de vampiro hace que se marquen los rasgos de las personas. En el caso de las vampiresas, que deben de verse más femeninas y sensuales:

  • En el maquillaje de ojos, las cejas van bien delineadas, muy delgadas y con el arco bien pronunciado, las pestañas se rizan y se les aplica rímel.
  • Y los labios se ven mejor pintados de rojo.

Cómo preparar sangre comestible

Se necesita jarabe de glucosa de maíz y colorante vegetal rojo y morado. Algo más comercial sería miel Karo y Kool-Aid de fresa y de uva. Se mezcla el jarabe con poquito del colorante rojo y una pizca del colorante morado para oscurecerla un poco. Se va agregando color hasta que se vea lo más parecido posible a la sangre de verdad.

Esta preparación, aunque no tiene un saber delicioso, se puede consumir con confianza porque no es más que miel pintada. La mezcla se guarda en un frasquito con gotero, así es fácil de cargar y de simular gotas de sangre.

El vestuario del vampiro

Aunque los vampiros son viejos siempre lucen bellos. Drácula debe usar una capa negra con rojo pero si no se cuenta con ella basta llevar un elegante traje negro y si es mujer entonces un sexy vestido largo. En lugar de maquillar los colmillos se pueden utilizar unos postizos de los que venden en las tiendas de disfraces.

Para lucir un disfraz diferente se puede utilizar otro tipo de ropa, haciendo una buena combinación. Lo que hay que cuidar es que siempre vistan de negro, como la noche.