Un simpático pulpo como este se puede lucir en las fiestas infantiles o en la playa y es el modelo más divertido para presumirlo en una fiesta temática, que trate del mar o del agua. Es un diseño muy elaborado pero teniendo práctica será fácil y rápido de hacer para poder aprovecharlo en los niños más pequeños ya que no lleva maquillaje en la zona de los ojos y eso es lo mejor para ellos.

Material para hacer un pulpo en la cara

  • Lápiz delineador de ojos color azul marino.
  • Lápiz delineador de ojos color negro.
  • Maquillaje de fantasía en crema azul celeste, blanco y rojo.
  • Pinceles de pelo suave de grosor medio y también delgado.
  • Cottonetes (hisopos) de algodón.
  • Ojitos móviles del número más pequeño.
  • Pegamento para pestañas.

Pasos para maquillar un pulpo

Este diseño ocupa casi toda la cara y para realizarlo hay que llevar a cabo los siguientes pasos:

  1. Se dibuja el diseño del pulpo sobre la cara con el lápiz delineador de ojos color azul marino, como se muestra en la fotografía. La cabeza del pulpo debe quedar en el centro de la frente y cuatro brazos en cada mejilla, estos se deben dibujar de modo que abarquen la mayor parte del rostro y que se aprecie que tienen movimiento.
  2. Con el lápiz delineador de ojos negro y maquillaje blanco se dibujan dos ojitos o se omite este paso para al finalizar el maquillaje pegar unos ojitos móviles.
  3. Se traza un arco rojo para simular la boca.
  4. Se rellena lo que resta del dibujo con el maquillaje azul celeste usando un pincel de grosor medio.
  5. Se pintan unos puntos blancos a lo largo de cada tentáculo para simular las ventosas, ya sea con un pincel o con un cottonete que dará un efecto más circular.
  6. Se debe tratar de no cubrir el color azul marino del contorno del dibujo para que resalte pero si se llegara tapar con el maquillaje azul celeste, entonces, se toma un pincel muy fino y se vuelve a marcar el contorno con un poco de maquillaje en crema color azul marino.

Un pulpo con ojitos móviles

Otra opción para los simular los ojos, que hará aún más creativo este diseño, es pegar unos pequeños ojitos móviles en lugar de dibujarlos, estos se adhieren a la piel usando un poco de pegamento para pestañas y los venden en papelerías y almacenes de manualidades, los hay de diferentes tamaños y se deben elegir unos de los más pequeños para que se vean proporcionados en la carita del pulpo.

Y así este diseño, preferido por los amantes de los animales marinos, encantará a los niños más pequeños y el pulpo será el más movido y divertido de todos en la fiesta acuática.