La Catrina es una figura creada por José Guadalupe Posada, en la época del Porfiriato. Su nombre original es La Calavera Garbancera, es un grabado en metal que en este año 2010 cumple 100 años de haber sido creada.

En México se acostumbra que para el Día de Muertos se hagan altares en honor a los difuntos; los decoran con esta imagen en diferentes objetos y de distintos materiales y también algunas personas se disfrazan de calavera caracterizando a La Catrina y hacen representaciones teatrales luciendo maquillajes muy artísticos.

¿Por qué se le nombró La Calavera Garbancera a la que conocemos como La Catrina?

Garbancera era la palabra que se utilizaba, en ese tiempo, para calificar a las personas que siendo de sangre indígena intentaban ser como los europeos, que renegaban de su raza y preferían las culturas española y francesa, que eran las que se manifestaban en ese entonces en México.

Esta calavera originalmente no tiene ropa, únicamente el sombrero; se hizo así para criticar a los mexicanos que eran muy pobres y trataban de aparentar un estilo de vida elevado. Esos que estaban "en los huesos pero con sombrero francés con sus plumas de avestruz", como bien lo decía Posada.

José Guadalupe Posada la creo pero Diego Rivera fue quien la bautizó como Catrina

El pintor Diego Rivera la dibujó vestida, por primera vez, en un mural que tituló Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central, donde aparecía como acompañante del caricaturista que la creó. Él fue quien la llamó Catrina y así es como se le conoce popularmente a este personaje que hoy en día es utilizado como símbolo de la muerte.

Ahora, las personas recurren a esta idea para adaptarla a las diferentes actividades de la sociedad mexicana y representar con ella sus oficios y actitudes.

Caracterización de La Catrina: el maquillaje

Para disfrazarse como La Catrina se necesita, además del vestuario, el siguiente material para maquillar:

  • Maquillaje en crema blanco y negro
  • Esponja de maquillaje, o quesito
  • Pinceles delgados de pelo suave
  • Sombra de ojos negra
  • Aplicador de sombra

Cómo maquillar a La Catrina: paso a paso

  1. Se aplica una base de maquillaje blanca, dando ligeros golpecitos con la esponja para que se vea uniforme y dejando libre un espacio alrededor de cada ojo, como formando un círculo. Se cubren bien los labios y también el cuello y las orejas con blanco; porque aunque las orejas deben de cubrirse con algún accesorio, es mejor que se maquillen con blanco por si quedara a la vista alguna parte.
  2. Se rellenan con maquillaje negro los círculos que se formaron en el área de los ojos, estos deben abarcar toda la cuenca del ojo, para que se vea como los esqueletos, es decir debe llegar casi hasta las cejas.
  3. También con maquillaje negro se pinta un triángulo sobre la punta de la nariz; este puede ser corto o alargado hacia arriba, delgado o ancho en la base, que cubra un poco o toda la nariz, dependiendo del diseño que cada quien desee.
  4. Con un pincel muy delgado y maquillaje negro se trazan unos cuadros sobre los labios, para simular los dientes de la calavera; ya sea que se dibujen solo los que quepan sobre los labios o que se dibuje casi toda la dentadura abarcando también las mejillas, lo que le daría un efecto más dramático.
  5. Las sombra de ojos negra se utiliza para darle sombras a este rostro; con el aplicador se toma un poco y se puede aplicar a los costados de las nariz para estilizarla y en las mejillas para que se marquen los pómulos.

Ideas: algunas opciones para el maquillaje de La Catrina

  • Otra opción para darle a este maquillaje un toque más original es maquillar solo la mitad del rostro y la otra mitad se maquilla como comúnmente se hace con el maquillaje social.
  • También se pueden pintar unos huesos en el cuello y en las manos si van a quedar al descubierto ya colocado el vestido.
  • Y se pueden trazar algunas líneas en la cara simulando espirales y flores.
Para lucir un buen vestuario, de acuerdo a la idea original, se necesitan prendas al estilo afrancesado de aquella época, se puede elaborar tal como el que lleva el personaje recreado en el mural de Rivera o hacer uno personalizado pero combinando bien los elementos; unas semanas antes del 2 de noviembre se puede conseguir fácilmente el disfraz que se vende para la temporada, este ya trae el sombrero con plumas.