Un eclipse es un motivo original para maquillar en el rostro, se debe dibujar la Luna en una mitad de la cara y el Sol en la otra mitad para así simular este fenómeno. Es este diseño el ideal para lucirse con los detalles que brindan los rasgos del rostro y lograr un maquillaje verdaderamente artístico.

Material para hacer un eclipse con maquillaje

  • Maquillaje de fantasía en crema de color amarillo, azul oscuro, blanco y rojo.
  • Esponjas para maquillar o quesitos.
  • Aplicadores de sombra para párpados.
  • Sombra para párpados en tonos azul claro y naranja.
  • Lápices delineadores de labios en colores azul oscuro y rojo.
  • Lápiz labial azul y rojo.

Pasos para maquillar la Luna

Una mitad del rostro corresponde a la luna y se maquilla de la siguiente manera:

  1. Con una esponja o quesito se toma maquillaje blanco y se aplica una base muy delgada a la primera mitad del rostro, dejando libre el contorno.
  2. Se cubre el contorno de esa mitad del rostro con maquillaje azul oscuro y se difumina con el blanco formando una franja de color azul claro.
  3. Con sombra en polvo color azul claro se marcan las líneas de expresión y se cubre el párpado del ojo de ese lado.
  4. Se usa el lápiz delineador de ojos color azul oscuro para delinear la ceja y el contorno del ojo.
  5. Se pinta la parte de los labios que corresponde de color azul.
Y así queda terminada la luna de colores fríos.

Pasos para maquillar el Sol

La otra mitad del rostro se maquilla haciendo los siguientes pasos:

  1. Con una esponja o quesito se aplica a la otra mitad del rostro una base delgada de maquillaje color amarillo, dejando libre el contorno restante.
  2. Se aplica una base, de igual forma, con maquillaje rojo en el contorno de ese lado del rostro difuminándolo con la base amarilla hasta formar una franja de color naranja.
  3. Con un aplicador y sombra en polvo color naranja se aplica sombra al ojo que falta por maquillar y se marcan las líneas de expresión que faltan de modo que quede difuminado.
  4. Se delinea la ceja y el contorno del ojo que corresponde con el lápiz delineador de labios color rojo.
  5. Con el labial rojo se pinta la otra mitad de los labios.
Y así queda terminado el sol de colores cálidos.

El Sol y la Luna

El Sol corresponde a la figura masculina y la Luna a la figura femenina por lo que a la hora de hacer cada detalle y de marcar cada rasgo del rostro, se debe tener cuidado en esa distinción, el Sol lleva la ceja y las líneas de expresión más gruesas y la Luna más delgadas, de modo que el Sol se vea más tosco y la Luna se vea más estilizada.

Si se desea se pueden aplicar unas pestañas postizas, en color rojo para el Sol y azul para la Luna. También el cabello se puede pintar con un producto en aerosol, la mitad rojo y la mitad azul, o dorado y plateado según corresponda.

También se pueden utilizar los tonos de la gama de colores metálicos, el plata para simular la Luna y el oro y el cobre para representar el Sol y así se logra el efecto de un eclipse con más brillo.