El diablo es un personaje de terror, pero cómico en las pastorelas. Este maquillaje artístico lleva muchos detalles pero si se hace con cuidado se puede lograr un verdadero maquillaje profesional.

Maquillaje para el diablo

Cómo caracterizar al diablo

  1. Con la esponja para maquillaje se aplica una base roja en el rostro, lo más pareja posible, incluyendo las orejas y el cuello.
  2. Con el lápiz delineador negro se dibujan unos cuernos en la frente, arriba de las cejas y que lleguen casi hasta el nacimiento del cabello. Se rellenan con el maquillaje metálico dorado y al finalizar todo el maquillaje se les puede agregar diamantina dorada.
  3. Con un pincel delgado y maquillaje negro, o con el lápiz delineador, se delinea el contorno de los ojos figurándolo más alargado.
  4. Con maquillaje negro y un pincel muy delgado se dibujan las cejas, con el arco marcado, trazando pequeñas líneas para simular el pelo y procurando que las cejas se vean más gruesas.
  5. Con la sombra para párpados negra se pinta una línea en ambos lados de la nariz para estilizarla, que llegue hasta el lagrimal, se pintan los orificios de la nariz y también se maquillan los pómulos.
  6. Con el pincel delgado y el maquillaje negro también se diseña una barba de candado, con pinceladas muy delgadas y pequeñas para simular el pelo.
  7. Con el lápiz labial rojo se pintan los labios.
  8. Y por último con la sombra en polvo color oro se le da luz al rostro, aplicándolo sobre las mejillas.
Nota: si el disfraz de diablo ya trae los cuernos, entonces, no se maquillan en la frente.

Disfraces para diablos: cuernos, cola y trinche

En las tiendas de disfraces se vende el clásico disfraz de diablo; es un traje completamente rojo, tipo mameluco, que lleva incluidos la cola y los cuernos a parte del trinche; pero también se pueden usar otros disfraces, caracterizando a diferentes diablos:

  • El diablo elegante. Se porta un traje negro y se lleva el maquillaje de diablo, los cuernos y el trinche con elegancia.
  • El diablo profesionista. Se usa el vestuario que caracterice alguna profesión y se luce además el maquillaje, los cuernos y el trinche. Por ejemplo, el diablo doctor, el diablo abogado o alguna otra profesión u oficio como el del diablo bombero, policía, albañil o carpintero.
Y si quien se va a disfrazar de diablo es mujer, es decir es una diabla o diablesa como se le llama al diablo hembra, también hay varias opciones de disfraces y el maquillaje que se realiza es muy similar sólo que con algunos detalles femeninos como se describe en el artículo Maquillaje y disfraz de diabla.

Como quiera que sea el diablo, junto a sus sensuales discípulas, es el alma de las pastorelas y es quien tiene la última palabra en las fiestas de Halloween.