Chucky, el muñeco diabólico que fue la pesadilla de muchos en los años 80 y 90, es uno de los disfraces preferidos para usar en la noche de brujas. Para darle un toque original a este disfraz, se puede maquillar el rostro en lugar de usar una máscara.

La imagen de Chucky en su última película

Este personaje, del género de terror, ha presentado diferente imagen en sus películas de acuerdo a como va avanzando la trama de la serie; quemaduras, cortadas y suturas son lo que se ha visto en su cara. La última imagen que se vio de este muñeco en el cine fue la que presentó en la película Seed of Chucky, que se tradujo en Hispanoamérica como El hijo de Chucky y en España como La semilla de Chucky.

A pesar de que su última película no tuvo la misma aceptación que las primeras tres y se tomó como una parodia al igual que la anterior, es esta la imagen que se conserva de él y es la que aparece en las fotografías al pie de este artículo. Los trucos de maquillaje para lograr este rostro se describen a continuación.

La cara de Chucky se puede hacer con el maquillaje social

Lo mejor de este maquillaje es que se puede hacer con el maquillaje común, del que seguramente se tiene en casa, por lo que resulta económico. Para maquillar se necesita:

  • Maquillaje facial líquido del tono más claro
  • Esponja de maquillaje o quesito
  • Sombra de ojos en tono café
  • Aplicador de sombras
  • Lápiz delineador de labios color rojo
  • Lápiz delineador de labios color tinto
  • Lápiz delineador de ojos negro
  • Rubor en tono palo de rosa
  • Gloss o brillo labial

Pasos para maquillar el rostro de Chucky, el muñeco diabólico

  1. Con la esponja se aplica a todo el rostro una base del maquillaje del tono más claro posible, incluyendo las orejas y el cuello y cubriendo muy bien hasta el nacimiento del cabello.
  2. Utilizando el aplicador de sombra se delinea el contorno del ojo con el tono café, para que el ojo se vea hundido.
  3. Con el lápiz delineador rojo, con la punta chata, se trazan líneas para dibujar las cortadas que tiene el muñeco en la cara, cómo se ve en las fotografías.
  4. Con el lápiz delineador tinto, con la punta muy fina, se hace una línea delgada adentro de cada línea roja que se trazó, para darle profundidad a las cortadas.
  5. Con el lápiz delineador negro se dibujan unas cuantas puntadas en cada cortada, simulando el hilo negro que utilizó su novia para cocerlo en la película anterior, Bride of Chucky (La Novia de Chucky).
  6. Se da un ligero toque de rubor en las mejillas.
  7. Por último se aplica un poco de gloss o brillo labial.
Nota: si se utiliza maquillaje plastificado negro, en lugar del lápiz delineador negro, para simular las puntadas, se tendrá como resultado un hilo con brillo y volúmen.

El muñeco se vuelve humano

Para darle un toque más realista al maquillaje, además de llevar el cabello despeinado, se puede teñir con pintura en aerosol color naranja, pues Chucky es pelirrojo; o se pegan unas extensiones de cabello en este color, cerca de la frente, como aparentando las mechas de cabello que lleva el muñeco en la sien.

Y si es posible se utilizan lentes de contacto color azul.