El día 2 de noviembre se hacen altares de muertos para recordar a los difuntos y se decoran con calaveritas comestibles, de dulce, de chocolate y de azúcar.

Regalar estas calaveras de dulce es una tradición de México; se usa que lleven escrito en la frente el nombre de la persona a quien se va a regalar. Y otra costumbre de este día es usar un disfraz de calavera, los niños se pintan el rostro como calavera, para formar parte de un altar o de una obra de teatro escolar, para participar en un concurso o sencillamente para celebrar el Día de Muertos.

Pintarse la cara como calavera de azúcar es una excelente idea

Así como en esta fecha se ven por todos lados dichas calaveras, también puede cobrar vida con un maquillaje artístico. La técnica es similar a la que se hace en un maquillaje de calavera de los que se hacen comúnmente, solo que con algunas variantes que caracterizan a las calaveras de azúcar.

Maquillaje para calavera

Para hacer este tipo de maquillajes se necesita:

Pasos para maquillar una calavera de azúcar en el rostro

  1. Se hace el contorno de la calavera sobre la cara, con el lápiz delineador blanco o con un pincel y maquillaje blanco, trazando un círculo alrededor de cada ojo.
  2. Se rellena la calavera con maquillaje blanco, utilizando la esponja, cubriendo bien las cejas y los labios.
  3. Con maquillaje del color preferido se rellenan los círculos que quedaron sin maquillar en el paso anterior. Para las niñas se puede usar un color rosa pastel y para los niños el azul celeste.
  4. También, con ese mismo tono, se dibujan unos cuadros sobre la boca para simular los dientes.
  5. Las mejillas se deben decorar con unas líneas muy delgadas, formando espirales, hojas o flores; para esto es mejor utilizar un pincel fino.
  6. El detalle más importante de este diseño es el nombre escrito en la frente, porque así lo llevan las calaveras de azúcar; entonces, hay que escribir el nombre de la persona que se está maquillando, como si llevara su propia calavera, buscando un tipo de letra que luzca pero también que sea fácil de realizar y que no abarque mucho espacio, sobre todo si se está maquillando a un pequeño.
  7. Por último se espolvorea la diamantina tornasol, como si fuera azúcar, para darle ese toque de brillo.

El color de la muerte

En cuanto a los colores que se pueden utilizar en este maquillaje, algunos tips son:

  • Los colores que, por lo regular, llevan las calaveras de azúcar son amarillo, azul, rojo y verde.
  • Las líneas y las letras que se pongan en el diseño deben de ser de colores muy vivos, similares a los que lleva el dulce; o en tonos pastel para los niños.
  • La calavera luce más si la base es blanca porque así contrastan los colores que coloquemos.
  • Es mejor no utilizar el negro, pues las calaveras de dulce por lo regular no lo llevan.
  • Si se va a agregar diamantina, es recomendable que sea la de tono tornasol y no de un color en específico para que no resalte ninguno sobre otro.
Y si no se desea llevar toda la cara pintada, entonces, se dibuja una de estas calaveras en la mejilla, tratando de que el tamaño sea el suficientemente para que quepa el nombre.