Desde hace unos años, tanto el gobierno español como la Unión Europea se han dedicado a presionar de manera incansable a las administraciones autonómicas y locales para que reduzcan gastos y eviten el endeudamiento siguiendo los pasos del propio gobierno, desde el cual ya se han dictado medidas como la supresión de ayudas populistas como la de los 2.500 euros por nacimiento. No obstante, las políticas de austeridad no han sido unitarias sino que se han producido diferencias importantes tanto en cifras absolutas como en medidas aplicadas.

Cifras absolutas: quién recorta más

En cifras absolutas, los recortes en los presupuestos de las comunidades autónomas son los siguientes:

  • Cataluña: 1.900 millones.
  • Castilla La Mancha: 1.815 millones.
  • Comunidad Valenciana: 1.500 millones.
  • Extremadura: 1.000 millones.
  • Murcia: 800 millones.
  • Andalucía: 600 millones.
  • Comunidad de Madrid: 500 millones.
  • Galicia: unos 250 millones.
  • Navarra: más de 200 millones.
  • Asturias: más de 150 millones.
  • Islas Canarias: 150 millones.
  • Islas Baleares: 115 millones.
  • Aragón: 105 millones.
  • Cantabria: 100 millones.
La Rioja y Euskadi aún no ha publicado cifras mientras que Castilla León, no ha anunciado ningún tipo de recortes ya que el déficit de esta comunidad en 2011 se ha situado en el 1,1% del PIB, dos décimas por debajo de las previsiones estatales.

Recortes en sanidad

Uno de los sectores más afectados por los recortes ha sido la Sanidad, y una de las Comunidades Autónomas que más ha recortado en ese ámbito ha sido Cataluña. En los últimos meses, las medidas de austeridad de la Generalitat han llevado a cerrar quirófanos, reducir las camas en muchos hospitales y reducción de un 50% en el número de ambulatorios cuyo servicio de urgencias permanece abierto durante las 24 horas. Además, se ha rebajado el sueldo a unos 40.000 sanitarios, ahorrando así unos 45 millones de euros.

Otras medidas de este tipo se han acordado en las Islas Canarias, donde los quirófanos sólo funcionarán por la mañana, y en Euskadi, que cerrará los ambulatorios los sábados.

En cuanto al gasto farmacéutico, hay varias comunidades que han hecho recortes drásticos en este ámbito, como Valencia, cuyo recorte en farmacia ha sido de 200 millones, o Navarra, con 18 millones de reducción. Cataluña, aunque no ha recortado su gasto farmacéutico, ha alargado los plazos de pago para la parte subvencionada de los medicamentos con receta y ha anunciado que permitirá eliminar el servicio de las farmacias de guardia en aquellos municipios que no tengan centro de atención primaria.

Recortes en educación

Los recortes en educación también han sido especialmente importantes en Cataluña, donde se ha eliminado la sexta hora lectiva, se ha eliminado el proyecto de introducción de ordenadores en las aulas y se ha rebajado sustancialmente la aportación a las universidades públicas. En Navarra las Universidades públicas recibirán 4 millones de euros menos.

Varias Comunidades han despedido a parte de sus interinos. Tal es el caso de Castilla La Mancha y Madrid, con 1000 interinos menos cada una. Murcia, aunque no ha dado datos de despidos, ha anunciado un recorte de 27,5 millones de euros en personal docente. Otras comunidades han cambiado los baremos para la gratuidad de los libros de texto, como ha ocurrido en Galicia.

Los recortes drásticos en educación han sido criticados no sólo por la sociedad civil española sino también por la propia Unión Europea, que señala que España es el único país que ha priorizado la educación sobre otros sectores a la hora de elegir dónde recortar.

Supresión de ayudas y subvenciones

La supresión de ayudas a colectivos ha sido generalizada en prácticamente todo el territorio español, aunque no ha sido igual de drástico en todas las Comunidades Autónomas.

En Castilla La Mancha se ha suprimido la ayuda de 400 euros a 32.000 viudas y se han suspendido los viajes del IMSERSO para este años

En Cataluña se ha rebajado un 50% la subvención para ingreso de mayores de 65 años en residencias y se ha recrudecido el acceso a las ayudas al alquiler.

En Galicia se ha suprimido el seguro de desempleo para 30.000 marineros y mariscadores, dejándoles sin cobertura en caso de no poder faenar. Estos colectivos han denunciado la situación de desamparo en la que esto les ha dejado ante el Tribunal Superior de Xusticia de Galicia.

En las Islas Baleares se han anulado las ayudas para la difusión de la lengua catalana, con un ahorro de 425.000 euros.

En Murcia las subvenciones a dependientes, inmigrantes, gente sin recursos y estudiantes se han reducido en un 30%.

En Asturias se han recortado 11,8 millones en políticas de Bienestar Social.

Congelación de salarios y pensiones

En Cataluña, donde más se ha notado este tipo de medida, los salarios de los funcionarios se redujeron un 5% el año 2010 y se suprimieron algunos de sus beneficios extras, como el caso del seguro dental de los Mossos d'Esquadra, y ahora se ha procedido a eliminar la paga extra de todos los altos cargos del gobierno, algo que también se está estudiando en otras comunidades, como Castilla La Mancha.

La congelación de salarios se repetirá, de hecho, para el 2012 en toda España, tal y como anunció el gobierno la semana pasada, aún a pesar de que algunos expertos insisten en que es una medida que no ayuda a superar la crisis.

Otras medidas

Por último, muchas han sido las Autonomías que han aplicado tijeretazos a los gastos "no esenciales", así considerados por no afectar a la calidad de vida de los ciudadanos de una manera directa. Así, en Valencia se ha decidido suprimir la Mostra de Cine, ahorrando 1,7 millones, y la mayoría de las instituciones están intentando reducir los gastos en coches oficiales, protocolo y demás parafernalia.