La mantarraya o Manta birostris es de la misma familia de los tiburones, habitante de las aguas cálidas tropicales de todo el mundo, en general poco profundas. Cuando el clima comienza a enfriarse, la raya se adentra en las profundidades del océano.

Características de la raya

Existen muchas especies de rayas, desde pequeñas como el tamaño de la mano hasta otras que llegan a los 1,8 m (seis pies) de diámetro. Las características más comunes son:

  • Nadan al mover sus aletas pectorales, por lo que parecen volar en vez de nadar.
  • Estas criaturas, al tener sus ojos en la parte superior de su cabeza, se tienen que valer de su sentido del olfato para hallar su comida.
  • Se alimenta de moluscos, pequeños crustáceos (como cangrejos) o plancton.
  • Pueden llegar a medir 8,4 metros, y pesar alrededor de 1.400 kilos.
  • Tienen piel suave, una boca ancha rectangular ubicada en el frente de la cabeza y una cola sin espinas.
  • Generalmente, al igual que los tiburones, tienen rémoras pegadas a la parte inferior, que buscan las sobras que quedan de su alimentación.

Mantarrayas de agua dulce

Existen especies de agua dulce en Asia, África, América del Sur y en Florida. Algunos de los hábitats más grandes para las mantarrayas se encuentran en el Caribe y a lo largo de las costas de Australia.

Las mantarrayas de agua dulce son carnívoras, muy ocasionalmente tienen apetito por el alimento vegetal. Por lo tanto el alimento que normalmente consumen son principalmente las larvas de insecto, lombrices, pescado, camarones crudos, peces vivos, cáscaras de ostras o mejillones, tubifex, camarones de río, camarón cristal.

¿Mantarrayas agresivas?

Poseen un método de defensa muy particular, el cual consiste en un aguijón venenoso ubicado en el primer tercio de la cola. Esto les sirve para atacar a sus predadores cuando las mantarrayas se encuentran enterradas en la arena.

Sólo dos familias de rayas poseen este aguijón, el cual tiene una punta sumamente filosa y tiene los lados aserrados, y se ha llegado a definir como "un estilete colocado sobre un látigo". El aguijón es reemplazado por otro cada cierto tiempo y eso explica por qué algunas rayas presentan dos o tres aguijones. El veneno es producido por un tejido glandular situado en dos surcos paralelos ubicados detrás del aguijón, que suele ser proporcional al tamaño de la raya.

Cuando le pican a una persona, normalmente es en el pie debido a que la pisaron; es doloroso, causa inflamación y a veces llega a infectarse. Sin embargo, existen casos en los que las mantarrayas han matado a personas, como Steve Irwin, pero éstos son extremadamente raros.

Peripecias y reproducción

Al igual que los tiburones o delfines, las rayas realizan saltos fuera del agua. Se han observado entre ellas tres tipos de saltos:

  1. Salto hacia adelante, cayendo de cabeza.
  2. Salto hacia adelante cayendo con la cola.
  3. Voltereta.
Estos saltos son utilizados para huir de sus predadores, para quitarse ellas mismas los parásitos y para comunicarse con otras rayas (el ruido provocado al chocar contra la superficie del agua se puede oír y ver desde varios kilómetros de distancia).

En cuanto a su reproducción, los machos hacen estos saltos también como parte del cortejo, para demostrar su fortaleza, aunque quizás se trate simplemente de una forma de juego.

Datos curiosos de rayas

  • Las mantarrayas son parte de un platillo popular en Malasia (Ikan Baker).
  • En las Islas Caimán se puede nadar con grandes mantarrayas látigo blanco (Dasyatis americana).
  • Los científicos calculan que sólo 30 personas alrededor del mundo han fallecido a causa de picadura de mantarraya en los últimos años.
  • Existen especies de rayas sin aguijón.
  • Es uno de los animales más misteriosos del mar.