Pensar en Internet es pensar en la inmensidad. En un mundo repleto de opciones en el que todos pueden hacer de todo. Con esa filosofía, la cadena española de ropa Mango lleva desde el año 2000 enseñando al mundo cómo se gestiona una tienda online. Las ventas por Internet de mangoshop.com han crecido un 35% en solo un año, y todo gracias a un sistema de trabajo que les permite vender a través de la red no solo en España sino también en el resto de Europa, Estados Unidos y Canadá.

Y así, como sin quererlo, la compañía catalana ha facturado más de 11 millones de euros en ventas por la red. Unas cifras mareantes para una empresa que solo atiende a una línea de negocio: la moda.

¿Cómo comprar en mangoshop.com o en mangooutlet.com?

Una de las principales y maravillosas diferencias de la tienda online de Mango con respecto a las de otras compañías es que todo está a la venta. Y de una manera fácil y sencilla. Cualquier fotografía, cualquier conjunto posado por alguna diva (ya sea Scarlett Johansson, ya sea Penélope Cruz) permite al usuario añadir ese conjunto, el que le vemos a la diva, a nuestro particular carrito de la compra.

Ropa y complementos tambien en magoshop.com

Con esto, las opciones se simplifican, porque el usuario puede hacerse con modelitos enteros que, de manera sugerente, ve colocados y adornados en perchas de oro. Además, incorpora todas las ayudas clásicas de las mejores entre este tipo de tiendas online (como la de Women'Secret, El Corte Inglés, Adolfo Domínguez o Desigual) y algunas que, por su comodidad, llaman la atención:

  • Alarma de los gastos de envío: Probablemente sea una de las cosas más engorrosas al comprar online. Los gastos de envío suelen echar "p'atrás" a todo aquel que intenta comprar sin salir de casa. Mango, a través de un aviso en la web, te dice al ir a comprar algo cuánto dinero deberías añadir al carrito para que los gastos de envío se reduzcan o bien desaparezcan. Algo sencillo que, además, repercute tanto en el cliente como en la empresa: compro más pero pago menos gastos extras.
  • "Qué me pongo" es, además de una herramienta de la web de Mango, una pregunta recurrente y cansina. En mangoshop.com, esto se convierte en una sección que, a modo de "personal shopper", selecciona conjuntos enteros para que podamos ir escogiendo. De esta forma, podemos elegir no sólo el "trapito" sino también el collar, la pulsera o el cinturón que más nos va, y tener rápidamente y por internet todos los complementos que necesitamos para nuestro conjunto.
  • Acceso total: Ya está señalado, pero vale la pena repetirlo. Aquí no hay problema de disponibilidad. El cliente online tiene a su disposición todo lo que la compañía pone a la venta. Desde ediciones especiales de diseñadores hasta los complementos de temporada, pasando por los outlets.
  • Mangooutlet.com es la "otra" tienda online de Mango, en la que se puede acceder a todos sus descartes y stocks. Una manera perfecta de acercarse al comercio online por la puerta de atrás y que, además, da salida a todo lo que se dio por perdido.
Respecto a las formas de pago, se mantienen las mismas que en otros lugares. Después de la identificación del usuario y de la correspondiente (y cuidadosa) elección de los productos, para pagar solo hará falta escoger entre las tarjetas de toda la vida (Visa, Mastercard, American Express) o PayPal.

Plazos de envío de la tienda online de Mango

Con un millón de visitas mensuales y más 700.000 usuarios registrados, mangoshop.com se ha distinguido por ser una de las principales tiendas online y, sobre todo, por su rapidez y cercanía geográfica. Los más de 11.000 pedidos al mes que se realizan a través de Internet tardan en llegar a sus destinatarios entre 2 o 3 días y cubren 32 países europeos (junto con Japón, Turquía, Estados Unidos y Canadá). Y, a partir de ahora, viene lo gordo. La próxima inversión web del grupo catalán será China y Rusia, con todo lo que ello implica, por lo que su volumen de negocio, de ir bien, terminará por llegar hasta el infinito y más allá, que diría el otro.

Homini Emerito, la colección de hombre de Mango también on line

Cuando Mango decidió allá por 2008 hacer de su capa un sayo y atender a las demandas del público masculino para sacar una línea de ropa para hombre, fueron muchos los que no pudieron reprimir su alegría. "Homini Emerito" es el barroco nombre que se le dio a la sección masculina, y los resultados hicieron honor al latinajo.

Aun así, Mango decidió no seguir con la línea habitual de este tipo de compañías que apenas diferencian entre sexos, y al incluir la ropa de hombre en la tienda online le ha dado su propio espacio con unas características de diseño propias que la distinguen de la parte femenina. Pero, por desgracia, las opciones son menores y no hay la misma cantidad de posibilidades para el comprador. Algo relativamente comprensible y que, con toda probabilidad, irá corrigiéndose en los próximos años.

La moda como eje de la expansión de Mango

Que un grupo textil abra tiendas en Isla Mauricio y Nueva Caledonia significa que ya tiene cubiertos otros puntos más importantes del planeta. Una buena noticia, sin duda, para Mango, que tiene más de 1.400 tiendas repartidas por 100 países y que hace suyo el estribillo aquel de "que el ritmo no pare, no pare, no".

Todo, basado en un sistema de franquicias que deja las colecciones en "depósito". Es decir, cada franquicia (allá dónde esté, allá dónde se encuentre) recibe todas las colecciones y todos los productos de la casa madre. Así se asegura un flujo constante de material y elimina el factor "no, de esto no tenemos". Este sistema le ha permitido convertirse en el segundo exportador textil de nuestro país, por detrás, cómo no, de Zara (y de su hermana Zara Home). ¿Qué más se puede pedir?