Cambios políticos advinieron sobre Europa durante esta década. La reunificación alemana permitió a Dinamarca incluir al archipiélago de las Feroe en la UEFA, aprovechando la licencia vacante. La URSS se desmembró por fases. También llegó la Guerra de los Balcanes, separándose Yugoslavia, además de ser su equipo excluido en los siguientes campeonatos. Andorra fue reconocida como selección, debutaron Liechtenstein y San Marino y, por último, checos y eslovacos firmaron la separación amistosa. Hubo que cambiar, por tanto, el sistema de clasificación de grupos.

Italia no pudo con la URSS

En la fase de grupos para la Euro-92 de Suecia, Italia era favorita para clasificarse, teniendo en cuenta el fracaso de la URSS en el mundial trasalpino, y que esta nación estaba prácticamente comenzando su colapso político. Los encuentros disputados entre ambos acabaron en empates; como los dos también habían empatado y derrotado a los húngaros, el grupo se decidió a favor de los soviéticos merced a un empate de Italia en casa frente a Noruega, quedando eliminada…

Como nota anecdótica, cabe reseñar que la URSS acudió al campeonato como CEI.

Dinamarca sorprende a Europa… y luego no clasifica para USA-94

El grupo 4 de clasificación para la Eurocopa de Suecia lo ganó Yugoslavia, sacando un punto a la ya potente Dinamarca merced a un empate de los nórdicos en Irlanda del Norte. Sin embargo, debido a la Guerra de los Balcanes, los eslavos fueron sancionados, no pudiendo acudir al torneo. El equipo danés, como segundo, fue invitado a ocupar su lugar.

Sus jugadores ya se encontraban de vacaciones, pero una oportunidad como ésta no podía dejarse de lado, así que hicieron las maletas y viajaron hasta Suecia. Enclavados en el grupo 1 junto a los anfitriones, Francia e Inglaterra, lograron pasar segundos. Luego, eliminaron por penaltis a Holanda tras empatar 2-2, plantándose en la final. Animados por los suecos, derrotaron a la Alemania refundida 2-0, alzándose con un histórico triunfo que maravilló al mundo.

Durante la clasificación al Mundial de USA-94, los daneses quedaron encuadrados junto a España, las dos Irlandas, Lituania, Letonia y Albania, un grupo asequible para un campeón, pero quedaron empatados a 18 puntos con Eire y con la misma diferencia de goles, +13; como los irlandeses habían marcado más tantos, los vikingos, sorprendentemente, se quedaron fuera…

Francia, humillada

Con un gran equipo y una brillante fase de clasificación para USA-94, a Francia le restaban sólo dos encuentros, frente a Israel y Bulgaria, ambos en casa, para clasificarse. Según qué cuentas, un punto podría bastarles, de seis en juego. En octubre del 93, la colista Israel daba el campanazo venciendo en París 2-3, y en el descuento, un encuentro que a diez minutos del pitido final perdían 2-1. Los franceses aún tenían por delante a Bulgaria, máxima rival para clasificarse y que, tras golear a Austria, acudiría a París jugándoselo todo.

Cantoná adelantó a los galos mediada la primera mitad, pero Kostadinov, empató poco después. Y en el último minuto, cuando Francia parecía clasificada, de nuevo Kostadinov, héroe de la noche, recibió un pase largo, encaró a Lamá y soltó un trallazo contra el larguero que significaba el 1-2, la sorpresa de los eslavos y la ignominia internacional de los franceses, que quedaron eliminados…

Inglaterra vuelve a las andadas

Noruega ya había dado muestras de que su equipo podía aspirar a algo más que ser un incómodo rival, demostrándolo en su camino hacia USA-94. En un grupo muy duro, hicieron una fase de clasificación brillante, empatando tanto en Holanda como en Inglaterra, derrotándoles así mismo en Oslo. El puesto restante parecía, entonces, cosa de tres, con Polonia a la zaga; pero los eslavos fueron fallando, y los ingleses, que en su encuentro frente a los tulipanes ganaban 2-0, se dejaron empatar 2-2, de penalti y en las postrimerías. Esos dos puntos perdidos fueron vitales para que los británicos se quedaran fuera del mundial más brillante de la historia.

Bélgica y Suecia defraudaron; Noruega no lo consiguió

Suecia había quedado tercera en USA-94, cuajando un buen fútbol, pero en la clasificación para la Euro-96, celebrada en Inglaterra, jugaron fatal, empatando y perdiendo encuentros vitales, quedando terceros, muy lejos de suizos y turcos…

Los belgas tampoco lo hicieron mal en el mismo mundial, aunque fueron eliminados pronto, pero les sucedió lo mismo que a los nórdicos, cayendo inapelablemente frente a españoles y daneses.

Noruega, a pesar de haber quedado eliminada en la primera fase de USA-94 tras un cuádruple empate con México, Irlanda e Italia, confiaba en su exultante nuevo equipo. Encuadrada junto a Holanda y la República Checa, determinados resultados que se dieron (como la inesperada derrota de los checos en Luxemburgo) parecían darles la razón, pero dos empates en casa y las consiguientes derrotas fuera frente a sus dos rivales directos la dejaron tercera, empatada a puntos con los tulipanes y peor goal-average, quedando apeada.

La República Checa, tanto monta…

Tras la separación de Checoslovaquia, Chequia consiguió clasificarse para la EURO-96, celebrada en Inglaterra. Enclavada en un difícil grupo junto a Alemania, Italia y Rusia, dio la campanada al pasar de ronda. En octavos, eliminó a una favorita Portugal (1-0) y en semifinales, a Francia, por penaltis, tras empatar 0-0. Iba ganando la final ante Alemania, como en 1976, pero los germanos empataron y, en la prórroga, un gol de oro les supuso perder y quedar subcampeones.

Empero, en la fase de grupos del mundial de Francia-98, fueron eliminados por España y Yugoslavia -que jugó el play-off- quedando terceros, lejos de la cabeza, en un grupo que incluía, además de a Islas Feroe y Malta, irónicamente, a su vecina Eslovaquia.

Bolivia, placer de un día

Clasificados brillantemente para el Mundial USA-94, finalistas en su propia Copa América de 1997, los bolivianos partían como favoritos para ocupar de nuevo una plaza para Francia-98. Sin embargo, empataron cuatro de sus partidos en casa, siendo sistemáticamente derrotados en sus visitas a los feudos más competitivos, quedando penúltimos en el nuevo formato clasificatorio adoptado por la CONMEBOL de liguilla total.

Paraguay, visto y no visto

Tras el buen papel en Francia 98, donde en la primera fase apearon a uno de los grandes favoritos, España, y con una Copa América a celebrar en su propia nación, los guaraníes aspiraban a ganar su torneo. Superada la primera fase, cayeron estrepitosamente ante Uruguay por penaltis, tras empatar 1-1, no pudiendo alcanzar las semifinales y decepcionando una vez más a su afición.