No ha comenzado nada bien el Gran Premio de Australia de motociclismo para los corredores españoles. En una prueba que puede ser casi definitiva, no han logrado hacerse con las primeras posiciones en los entrenamientos libres, que se han desarrollado durante toda la mañana. La peor parte, sin duda, se la ha llevado el piloto de Cervera de Moto2 Marc Márquez, que ha sufrido dos caídas en los entrenos libres y como consecuencia de una de ellas, tras colisionar con Wilaroit, ha visto cómo los jueces le relegan directamente hasta la última posición en la carrera del domingo. Márquez había cogido el liderato del Mundial en esta categoría en Japón, sacando un punto de ventaja a su principal rival, el alemán Stefan Bradl, que marcó la pauta y sí terminó primero.

En cualquier caso no hay que olvidar que el pasado año en Portugal Márquez salía también desde la zona de los garajes y finalmente logró ganar la carrera. En cualquier caso, primer revés importante para el español cuando sólo quedan 75 puntos en juego.

Stoner sigue imparable en su tierra y a punto de cumplir 26 años

El que no quiere esperar para alzarse con su segundo campeonato del mundo de Moto GP es el australiano Casey Stoner. De nuevo se mostró intratable, y más cuando corre en casa y el domingo celebra su 26 cumpleaños sabiendo que va a ser papá. Stoner dominó las sesiones de entrenamientos libres, mientras que Jorge Lorenzo, al que aventaja en 40 puntos en su particular lucha por el Mundial, se tuvo que conformar con la segunda plaza, a casi tres décimas de ventaja sobre Stoner, imbatible en esta temporada. El tercer lugar fue para Marco Simoncelli, que se fue al suelo hasta en dos ocasiones, pero que no tuvo consecuencia alguno para el piloto, que con la ayuda de los comisarios levantó la moto y continuó con su recorrido. Mal día también para Pedrosa, que se tuvo que conformar con la séptima posición, aunque peor fue para Valentino Rossi, que a las ya mermadas facultades de su moto hay que añadir que este Gran Premio correrá con un dedo roto.

En 125 centímetros cúbicos domina el alemán Sandro Cortese

Y en 125 centímetros cúbicos, otra categoría en la que este fin de semana puede quedar sentenciado el título, el favorito a hacerse con él, el alicantino Nico Terol, del Bankia Aspar Team, tampoco logró clasificar primero. Se tuvo que conformar con una segunda plaza que sabe a poco cuando tiene en su mano ser el último campeón del mundo de 125. La única buena noticia es que su rival, Johann Zarco quedó por detrás de él en la clasificación. En resumen, flojo inicio para los españoles en Australia, que en el caso de Lorenzo y Terol lo podrán arreglar en la clasificación que dará comienzo esta noche a partir de las cuatro de la mañana, mientras que Márquez tendrá que jugársela en la carrera del domingo saliendo desde la última plaza.