El H. Ayuntamiento de Tonalá, a través de Cultura Tonalá, tiene el honor de invitarle a la inauguración de la exposición titulada Magnificat, se trata de 20 esculturas de vírgenes en barro bruñido, obra de Martín Ibarra. Las piezas se estarán exhibiendo en el Museo Nacional de la Cerámica y la inauguración será este jueves, 11 de agosto de 2011, a las 20:00 horas.

Magnificat: más que vírgenes de barro

Martín Ibarra trabaja en San Juan Evangelista en Cajititlán, Jalisco, sus famosas vírgenes son producto del encargo de la fe de sus clientes y éste de la perfección de la técnica que heredó de su padre Don Sixto Ibarra, quien a los 25 años desafió la profesión de su familia, la música, para trabajar la cerámica, luego de encontrar algunas piezas en una tumba prehispánica cerca de su casa, por eso es que su técnica autodidacta es diferente.

Martín Ibarra sabe hacer más de 80 vírgenes, pero asegura: "cuando me encargan alguna que no conozco tengo que investigar, buscar y conocer su advocación y su diseño, e integrarlo a los gustos de cada cliente". Para este artista una estampita es poca información cuando está buscando una recreación única en cada pieza.

La cerámica de la familia Ibarra lleva el mismo proceso que el barro bruñido, pero con acabados antiguos, dorados, ahumados, policromados, opacos y brillosos, según lo quiera el escultor o quien encarga una obra: "algunos clientes me piden algo, como una cara bonita, como de Barbie, otros prefieren a su virgen embarazada o con una cintura pequeñita... y otras veces me han dicho que las imágenes han resultado milagrosas..."

Martín Ibarra juega con el barro

Ibarra conoce bien el barro de su región, disfruta el arte de moldear con las manos y también sabe tener paciencia, ya que en la elaboración de algunas piezas puede llevarse semanas y hasta meses enteros.

Cuenta que aprendió a trabajar el barro elaborando miniaturas, que lo primero que hizo fue un silbato ocarina haciendo un taco de barro para empezar a formarlo. "Me preguntan cuándo empecé a trabajar y no, yo empecé a jugar", dice. Y ahora deja que los niños jueguen también.

Luego continuó haciendo réplicas de piezas prehispánicas y artesanías como flautas, vajillas y monos como lo que hacía su padre, para después llegar a hacer bultos de santos y vírgenes con tal perfección que llegan a ser piezas de colección.

También cuenta que una de sus piezas alguna vez decoró la casa de un ex presidente de México pero que lo más importante es el valor que una persona le pueda dar a su obra. "Yo puedo hablar maravillas de mi trabajo pero yo prefiero que mi trabajo hable de mi", afirma.

Las vírgenes de Martín Ibarra están en el Museo Nacional de la Cerámica

En la calle Constitución 104, en la zona centro del municipio de Tonalá, Jalisco, está ubicado el Museo Nacional de la Cerámica, donde se expondrán las piezas del maestro ceramista; el horario de ingreso es de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas y los lunes permanece cerrado; el teléfono de atención es el 3586-6000 a la extensión 1423.

También se estará proyectando un documental en el que aparece en entrevista su difunto padre, Don Sixto Ibarra, en el que se puede ver como era su taller en San Juan Evangelista.

Este recinto es un espacio dedicado a la difusión de lo mejor de la creación cerámica en México, muestra al público las mejores obras de los más reconocidos artistas del país, como en este caso de Martín Ibarra, quien sabe la importancia que tiene la creación de una iconografía religiosa.