Los primeros vinos de Aguascalientes se elaboraron en los conventos de esta región, cuando llegaron los frailes españoles en 1575 (1000 parras y 171 viticultores). Debido a la construcción del Distrito de Riego de Pabellón durante el gobierno de Lázaro Cárdenas llegaron personas de todas partes del mundo: españoles, franceses, italianos.

Así, el auge de los viñedos en esta zona comenzó debido a que Lázaro Cárdenas entregó cepas de vid a los agricultores, quienes las plantaron en los huertos y poco a poco los viñedos se extendieron por Rincón, Tepezalá, parte de lo que hoy se considera San Francisco de los Romo.

Los primeros viñedos se extendieron hacia Pabellón y Rincón de Romos, Salitrillo, Pabellón de Hidalgo.

Historia

En un principio, las uvas que se recolectaban se enviaron a México y Guadalajara por tren. Después se comenzó a producir viñedos. No obstante, la viticultura comercial se incrementó hasta los años cincuenta cuando se fundó la Asociación de Vitivinicultores de Aguascalientes, hoy el Consejo de Viticultores de Aguascalientes. A.C.

La primera cooperativa se llamó la Vinícola Pabellón. Las zonas de viticultura son Calvillo, Paredón y Los Romo. El clima es templado en zonas inferiores a los 2000 metros y frío en las áreas superiores. Lluvias durante el verano. El suelo se caracteriza por sus sales solubles, pobre en materia orgánica y ligeros en textura. Las cepas que se cultivan. Blancas: Chardonnay, Muscat blanc y French Colombard. Tintas: Cabernet Sauvignon, Merlot y Ruby Cabernet.

Las vitivinícolas son: La Bordalesa, Bodegas Hacienda de las Letras (La Dinastía) y Santa Elena.

La Bordalesa

En los viñedos de la Bordalesa se producen vinos, brandys y jugo concentrado de uva.

Esta casa surgió en 1969 y se ubica en la región de Jesús María Aguascalientes. Ángeles Ramírez, del departamento de ventas de la Bordalesa indica que esta empresa es de pequeña producción. “Durante la cosecha es cuando llega más gente y es en esta época cuando el lugar se llena de personas que vienen para participar en la cosecha de la uva”.

Las personas que ayudan en esta labor provienen de las diversas comunidades para cortar la uva con tijeras y de forma especial; ya que la uva debe tomarse cuidadosamente y cortarla. Después se guardan en cajas y se trasladan a la bodega para seleccionar la uva y obtener el jugo.

Esta bodega se ha dedicado a producir, en su mayoría, concentrado de uva que exportan a los Estados Unidos.

De acuerdo con Jorge Ríos, gerente general: “Durante los periodos de crecimiento herbáceo y maduración tenemos días calurosos y noches frescas con diferencias de temperatura entre el día y la noche alrededor de 18° C. Durante la maduración y la vendimia podemos tener un periodo corto de lluvias por las tardes o noches. En invierno tenemos días fríos y noches muy frías con temperaturas bajo cero durante periodos cortos”.

Bodegas Hacienda de Letras S.A de C.V.

Una de la principales y más antiguas vinícolas que se llamaba dinastía ubicada en la ex Hacienda de las Letras y que hoy se conoce con este nombre.

La historia de esta bodega surgió con Don Carlos Salas Luján y Luis Carlos Hernández, quienes se dedicaron a la vitivinicultura y en 1978 plantaron los viñedos. Los vinos que producen son de autor y artesanales. El señor Luis Carlos Hernández, enólogo, informa acerca de esta bodega.

Se encuentra el Pabellón de Arteaga.

La distribución es regional. Se atienden pedidos foráneos directamente por la bodega.

Viñedos Santa Elena

De acuerdo con el viticultor Trinidad Jiménez, propietario junto con el señor Ricardo Jiménez y Hugo D´Acosta, dive que los viñedos se producen con las parras establecidas en altitudes a 2000 metros sobre el nivel del mar. “La historia de esta vinícola comenzó en el año 2005, la primera cosecha es de 2006 de uva 100% Malbec de los viñedos en Ojocaliente, Zacatecas. Este proyecto, además incluye el cultivo de los viñedos en el Altiplano de Aguascalientes”.

Así, no hay pretexto para no detenerse en alguna de estas bodegas y saborear una copa de vino.