La danza de los vaqueros en México se remonta a la actividad de las haciendas durante los siglos XVII y XVIII y consiste en una representación de la organización y trabajo que se realizaba en éstas, principalmente la labor con el ganado.

Ésta consiste en una serie de pasos que refieren la actividad ganadera: la persecución, torear al toro y matarlo. Los personajes que participan en el baile son: mayordomo, amo, caporal, vaqueros y un personaje chusco.

El baile se realiza dentro de dos cuadrillas, los personajes se alinean y giran alrededor de una cuerda al mismo tiempo que dan zapateados y remates al ritmo del toque de un violín.

"La toreada" consiste en que una persona se coloca a un toro hecho de madera, varas y cubierto con piel sobre los hombros y simula arremeter contra el caporal, el mayordomo y los vaqueros que lo siguen, termina con la muerte del toro y la repartición de éste.

San Gregorio Atlapulco

El baile se practica en el territorio de la parte central de México y de ahí se ha ido transmitido a los demás pueblos. En el Distrito Federal se practica en la Delegación de Xochimilco y Milpa Alta. La cuadrilla de San Gregorio Atlapulco, Xochimilco, existe desde 1948.

Cada año, el domingo más cercano al 10-14 de marzo, se festeja al santo patrono, San Gregorio y para este evento se reúnen una serie de danzantes: los vaqueros, santiagueros y concheros.

La fiesta en honor al santo patrono

La misa comienza a las dos de la tarde pero los vaqueros ya se han formado en el atrio.

El señor Wenceslao Camacho es uno de los mayordomos, lleva el paliacate rojo anudado al cuello. “Bailo aproximadamente hace 40 años y lo hago por devoción al patrono del pueblo”. El adoptó la danza por herencia, al igual que sus hijos. Una de sus hijas que esta terminando la licenciatura también es vaquera. El objetivo principal es representar la carga del ganado a la hacienda.

Mario Serrán de Chávez es el amo o patrón, y lo ha sido por 35 años. De pequeño era terroncillo (los niños vaqueros) y con el tiempo adquirió el puesto de patrón; lleva un sombrero de ala ancha, como un charro, espuelas, pantalón negro y camisa blanca. A su lado se encuentra su mujer, Lesli Martínez, vaquera quien es de este pueblo y baila por devoción al patrono del pueblo.

El violín ya ha comenzado ha tocar. La segunda cuadrilla de vaqueros ha tomado la primera parte del pasillo, mujeres y hombres comienzan su zapateado, dan unos remates, se forman en fila y siguen paso a paso. Luego se alinean alrededor de una soga para finalmente realizar la toreada.

Los pueblos de Xochimilco donde bailan los vaqueros

Las cuadrillas de los vaqueros se dividen en dos manzanas que conforman a los pueblos: El de San Juan y el de San Gregorio.

Los vaqueros se representan de acuerdo a su posición y se llaman: caudillo, puntero, ligerillo, cabrestero, vaquero, vaquerito, tranquero, velador, corralero, lechero, pastero y terroncillo y son dirigidos por el caporal y el mayordomo.

Después de varias vueltas donde los danzantes bailan el son y hacen sonar sus espuelas, un hombre toma al toro y arremete contra el caporal, luego el mayordomo y algunos vaqueros. Después el puntero lo mata para reiniciar la repartición.

Aquí todo es regocijo, la gente mira a un danzante y a otro, los castillos miden varios metros de altura y amenazan con explotar a las nueve de la noche.

Esta fiesta se realiza en honor al santo patrón y participan hombres, mujeres y niños y cada uno tiene una labor. Además dura todo el día de la celebración, los vaqueros llegan muy temprano a la iglesia: bailan, escuchan música, comen y regresan al baile.

Durante el 12 de marzo ellos han celebrado, los hijos siguen a los padres; lo importante es enseñar a los hijos la importancia de esta celebración en el pueblo de San Gregorio.