El sector siderúrgico es uno de los más importantes para Renfe Mercancías. Los productos más transportados son las bobinas metálicas, carriles, las vigas y el alambrón de acero.

Las mercancías de la industria siderúrgica son de vital importancia para el ferrocarril, se trata de una mercancía muy pesada y muy cara para ser transportada por carretera, por ello el tren es bastante competitivo para este tipo de carga.

El alambrón es utilizado por muchas industrias para fabricar tornillos, tuercas y todo tipo de piezas metálicas, básicas para el funcionamiento de le economía.

Renfe dispone de ciento cincuenta vagones de bogies MM4 con cunas de madera para poder transportar el alambrón, se trata de una evolución de unos vagones más antiguos.

Los vagones MM4 de Renfe Mercancías

Estos vagones son de tipo plataforma, con bogies de tipo Y-21 y numerosos elementos abatibles como los laterales, testeros y teleros. El suelo está formado por unas cunas de madera, este material es bueno para clavar y sostener mejor las cargas.

Es un vagón especialmente diseñado para la carga y descarga de bobinas de alambrón.

Se fabricaron a finales de la década de los años ochenta, en esa época había relativamente pocos vagones para estos servicios ferroviarios.

Características técnicas de los vagones MM4 de Renfe

  • Numeración: MM4 257.000 a 257.149 (Nacional), Res 32713997000-5 a 149-0 (Internacional)
  • Carga máxima: 53 t
  • Tara: 27 t
  • Velocidad máxima: 100 Km/h - 120 Km/h (vacío)
  • Longitud entre topes: 19,90 m
  • Altura máxima: 2,47 m
  • Superficie útil: 49 m2
  • Año de construcción: 1989 - 1990

Servicios ferroviarios realizados por Renfe

Estos vagones suelen circular en muchos trenes siderúrgicos que gestiona Renfe, uno de los servicios más importantes es el realizado entre Asturias y la frontera de España con Portugal en la provincia de Salamanca, en Fuentes de Oñoro y Vilar Formoso.

Dado el enorme peso y longitud de estos trenes, estos suelen ser arrastrados por las locomotoras serie 251 por la zona de Asturias y por dobles tracciones de locomotoras 333.300 "Prima", entre Venta de Baños (Palencia) y Vilar Formoso (Portugal).

Muchas veces estos vagones de alambrón circulan mezclados con otros vagones para bobinas, varillas y otros productos siderúrgicos. El tráfico de alambrón es abundante, pero no supera al de bobinas.

La velocidad de estos trenes suele ser de 100 Km/h cargados, pero a veces en vacío pueden alcanzar los 120 Km/h.

La importancia del transporte siderúrgico ferroviario en España

Dada la crisis económica que sufre España y el alto precio del combustible, hay muchas mercancías que dejarán de ser rentables transportándolas por Carretera. Por ello España necesita una política que favorezca el transporte ferroviario de mercancías, para poder exportar más y aumentar la competitividad de la economía.

El sector siderúrgico es el mejor ejemplo de ello, ya que es una mercancía muy pesada, que se produce en grandes cantidades y sería muy cara de transportar por carretera.

Es muy posible que en los próximos años aumente el tráfico ferroviario, sobre todo con origen o destino en los puertos y también en las industrias siderúrgicas al aumentar las exportaciones españolas en general.

España en plena crisis, tiene una balanza de pagos mucho mejor que en el pasado. Esto ha sido posible por el aumento en general de las exportaciones y una mayor competitividad del ferrocarril y lo puertos marítimos, dada la gran crisis del transporte por carretera. Se están sentando las bases para un nuevo modelo económico español.