Steven Spielberg rara vez ha sabido lo que es el descanso desde que saltara a la fama aquel verano en el que hizo que los estadounidenses tuvieran pavor por bañarse en el mar tras ver su Tiburón (1975). No es extraño que su ritmo de trabajo como director se ajuste a una película por año, pero, incluso en los años que no ha dirigido nada, su nombre aparecerá como productor en numerosos proyectos. Su última película hasta el momento, Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal, se estrenó en 2008, lo cual puede transmitir cierta impresión de inmovilidad. Nada más lejos de la realidad. Este verano ha presentado como productor dos grandes taquillazos en Estados Unidos (la tercera parte de Transformers y la nueva película del creador de perdidos, Super 8), sus dos próximos proyectos como director ya están finalizados y no dejan de surgir rumores que le vinculan a proyectos de aquí a dos o tres años.

Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio

Se cuenta que, preguntado poco antes de su muerte en 1983, Hergé, el mítico dibujante creador de Tintín, señaló a Spielberg como el único director que sería capaz de transmitir las mismas sensaciones del cómic a la pantalla grande. No sabemos si influido por dicha opinión, el director estadounidense ha dedicado buena parte de los últimos tres años a intentar destilar en imágenes el sabor inconfundiblemente clásico de las aventuras del reportero belga. Para ello ha contado con la colaboración de un compañero de lujo: el creador de la saga cinematográfica de El Señor de los Anillos, Peter Jackson. El realizador neozelandés, de hecho, se encargará de dirigir la que muy probablemente será la segunda parte de una trilogía sobre el personaje de Hergé.

Las aventuras de Tintín: El secreto del unicornio narra las aventuras del reportero después de que descubra que un barco en miniatura que regala a su amigo el capitán Haddock dispone de dos réplicas idénticas y que, en una de ellas, se oculta un mapa que conduce al tesoro del pirata Rackham el Rojo. En realidad, el argumento es el fruto de la unión de tres cómics: `El cangrejo de las pinzas de oro', 'El secreto del unicornio' y 'El tesoro de Rackhan el Rojo'. Aunque el film se ha rodado con la tecnología motion capture (la misma técnica utilizada para crear a Gollum o a los Navii de Avatar), detrás del aspecto animado podemos encontrar los rostros de Jaimie Bell (Billy Elliott) como Tintín, Andy Serkis (el Gollum de El Señor de los Anillos) como Haddock y el actual Bond, Daniel Craig, interpretando al pirata Rackham. Su fecha de llegada a España se estima para el 28 de octubre.

Caballo de guerra

Siguiendo el consejo de Katheleen Kennedy (productora de la mayoría de sus películas), el director ganador de dos Óscar convenció a su mujer, Kate Capshaw, y a sus hijos para acudir a Londres a ver una obra de teatro llamada War horse. La emoción que la obra causó en la familia del realizador fue tal que Spielberg y Kennedy se lanzaron de inmediato a la adaptación fílmica de la novela en la que se basaba la pieza teatral, escrita por Michael Morpurgo.

El argumento nos acerca la historia de un joven inglés que se ve privado de su caballo cuando su familia lo vende al ejército británico para utilizarlo en la I Guerra Mundial. El protagonista no dudará, a pesar de su corta edad, en emprender un viaja a lo largo de la Francia plagada de trincheras para encontrar a su amigo. A pesar de un reparto lleno de caras poco conocidas, no es un secreto que este film podría tener opciones de cara a la próxima edición de los Óscar. De hecho, su estreno en Estados Unidos tendrá lugar a finales de este año, periodo óptimo para obtener candidaturas a los principales premios.

Proyectos en el horizonte: Lincoln y los robots

Desde hace unos años, Spielberg acaricia la idea de rodar un film biográfico sobre Abraham Lincoln, el presidente más valorado de Estados Unidos y, paradójicamente, uno de los menos vistos en el cine norteamericano. Para ello, el director pretendía contar con la colaboración de su amigo Liam Neeson, con el que ya trabajó en La lista de Schindler. Sin embargo, Neeson debió de cansarse de esperar por los sucesivos proyectos de Spielberg y salió del proyecto. Para sustituirlo, el realizador contará a partir del mes de octubre con uno de los más respetados intérpretes de los últimos años, el doble ganador del Oscar Daniel Day-Lewis (En el nombre del padre, Gangs of New York, El último mohicano). Le acompañarán, entre otros, Sally Field interpretando a la esposa de Lincoln, Joseph Gordon Levitt (Origen) y Tommy Lee Jones.

Después de eso, está previsto que Spielberg regrese al campo de la ciencia ficción de la mano de Robopocalypse, adaptación de una novela homónima que plantea un futuro en el que los robots y los humanos conviven con normalidad hasta que los primeros deciden revelarse. El planteamiento no parece muy original, pero en manos de este director nunca se sabe.