Después de que la serie estuviera preparada más tiempo del habitual, la serie sobrenatural de ‘Los protegidos’ volvió a la parrilla de Antena 3 y lo hizo con gran éxito. Cambiaron de ubicación, de los lunes –y siendo capaces de enfrentarse a C.S.I.– a los domingos por la noche donde tendrán que medirse con la nueva edición de ‘Operación Triunfo’. Solo han tenido un par de rounds en el ring, sin embargo los niños con súper poderes han salido victoriosos de los combates.

‘Los protegidos’ comenzó con un argumento poco visto en nuestro país. Mezclaba al mismo tiempo la base familiar de series como ‘Los Serrano’ con unos ‘Héroes’ pequeños que debían encontrar la forma de controlar sus poderes. Primero vimos cómo unos desconocidos se convertían en una verdadera familia, engañando a todo el mundo de su alrededor con identidades falsas; y ahora observamos cómo están dejando de lado los desayunos en familia para centrarse en argumentos más destacados.

Segunda temporada de ‘Los protegidos’

Por fin la serie comienza a convertirse más en una ficción interesante y menos en un drama-comedia pasteloso donde lo importante es la unión familiar. Ya sabemos en torno a lo que girara el argumento de la presente temporada, cuando el malo ha hecho su aparición con ganas de encontrar a los niños con súper poderes que todavía no ha atrapado. Hemos podido ver cómo muchos de esos niños viven junto a él en su casa –rodeada de seguridad– tomando la figura paterna en aquel que les raptó para aprovecharse de sus habilidades

La unión hace la fuerza. Eso es lo que han debido pensar Nuria, Andrés, Jimena (Angie Cepeda) y Mario ya que han decidido posicionarse en un mismo equipo. Ambos bandos han estado luchando, sin querer, los unos contra los otros sin darse cuenta de que estaban combatiendo a los mismos enemigos: aquellos que quieren llevarse a Elena –hija de Andrés– y los que posiblemente se secuestraron a Blanca, hija de Jimena. Su lugar de residencia, Valle Perdido, parece ser el centro neurálgico de muchas cosas; ahora solo falta encontrar las respuestas a las preguntas que tienen.

Ahora ‘Los protegidos’ no solo tendrán que enfrentarse a los continuos momentos donde cualquiera puede descubrir que no son una verdadera familia, sino que ha introducido correctamente más elementos de misterio. Con la información que irán recabando de todos los personajes (Ángel sobre todo) tendrán que hacer frente a esa organización que quiere a toda costa hacerse con los niños con poderes.

Los personajes de ‘Los protegidos’

El argumento de la segunda temporada comienza en el mismo punto donde lo dejó el final de la primera. Mario (Antonio Garrido) sufrió un ataque y quedó tirado en el suelo después de tocar a una niña que en apariencia parecía inofensiva. Parece que Elena es otra niña con poderes capaz de desencadenar su enfermedad a aquellos que toca cuando está enfadada pero también todo lo contrario, motivo por el cual Mario acaba recuperándose totalmente de su dolencia.

Culebra (Luis Fernández) se despidió de Sandra (Ana Fernández) ya que la chica eléctrica decidió volver a su casa. Lo que no sabía es que sus padres habían tomado prestado los intereses de un abogado que resulta ser el que maneja los hilos. En el cautiverio, Sandra encuentra a Ángel (Maxi Iglesias), un joven secuestrado hace años con el que escapa por el bosque. Irremediablemente y aunque le duela Sandra se despide de su madre para no volver, lo que supone no ponerla en peligro, y regresa a su hogar ‘adoptivo’.

Los más pequeños de los Castillo Rey siguen haciendo de las suyas. Lucas (Mario Marzo) ha tenido un papel relevante, con su poder de transformación en otras personas, fundamental para la trama inicial donde capturaron a Andrés y tuvo que hacerse pasar por él para evitar su encarcelamiento. Mientras tanto, Carlos (Daniel Avilés) ha evolucionado muchos con sus poderes telekinéticos y es capaz de controlarlos e incluso mover grandes pesos (como personas o furgonetas). La pequeña Lucía (Priscila Delgado) aporta la dulzura y la ternura que toda buena serie que se precie debe tener, con un poder para leer la mente cada vez más útil en las situaciones en las que se van encontrando.

Efectos especiales mejorados, una trama que se complica, nuevos elementos narrativos, la ternura de ciertos personajes y todo bañado en un argumento lleno de mentiras y misterio. Eso es lo que podemos esperar en la segunda temporada de ‘Los protegidos’ que ha hecho vibrar a más de uno, y que si sigue por este mismo sendero conseguirá encandilar a la audiencia.