Tras 31 ediciones celebrándose la noche antes de la gala de los premios Oscar, los galardones que son entregados a los trabajos más desafortunados del año se trasladan al primero de abril.

Los Razzie de 2012 el 1 de abril

Los premios Golden Raspberry, o vulgarmente llamados Razzie o anti-Oscar, serán celebrados en su edición número 32 el 1 de abril de 2012 por orden de sus organizadores como ha anunciado recientemente su creador John Wilson. La razón de que se escoja esta fecha es que en muchos países, entre ellos Estados Unidos, es conocida como “April Fool’s Day”, una especie de día de las bromas, lo que vendría a ser en España el “Día de los santos inocentes”. La verdad es que la idea no está mal pensada visto como se toman la nominación y el recibir el premio algunos de los protagonistas.

John Wilson afirmó que se habían planteado este cambio en varias ediciones anteriores y que finalmente llegó el momento de cambiar.

25 de febrero los nominados

Para mantener algo de la tradición se ha decidido que, ya que la entrega de premios no será el día antes de la gala de los premios de la Academia, ese día lo reservarán para anunciar sus nominados. La cuestión ha sido siempre tener el protagonismo 24 horas antes para mostrar al mundo que Hollywood también es capaz de lo peor y no van a perder la oportunidad.

Más de un mes de esperpentos

John Wilson también señaló en su comunicado que, gracias a este cambio de fechas, los aproximadamente 600 votantes que deciden los galardones de los Golden Raspberry tendrán, según palabras textuales del propio Wilson: “Tiempo adicional para ver las porquerías que nominarán”. Unas palabras que definen claramente la filosofía de dichos premios.

“Jack y su gemela” deberá esperar

Adam Sandler lo ha dado todo para llevarse el máximo de premios posibles en la gala del próximo 1 de abril y parece ser que en un mes más no va a salir filme peor que “Jack y su gemela” probablemente habrá que esperar mucho para ver algo semejante. Sandler es el gran favorito para ganar peor película, peor director, peor guionista, peor actor e incluso peor actriz y peor pareja, él consigo mismo. Puede que el cómico, que un día fue el actor mejor pagado de Hollywood y por lo tanto del mundo, haga historia proclamándose el peor profesional del mundo del celuloide en varias sus categorías en estos premios.