En la industria tequilera figuran nombres y apellidos bien conocidos por su historia y desarrollo dentro del ramo, en el Estado. Son cinco los pilares de esta industria, cuatro que surgieron en la zona del municipio de Tequila y uno más que nació después en la región de Los Altos.

Desde los inicios de la elaboración del tequila, que antiguamente era conocido como vino mezcal, los productores establecieron destilerías en el valle de la localidad de Tequila, Jalisco, el lugar más famoso del país donde se produce dicha bebida y de donde toma el nombre con el que hoy la conocemos.

La industria tequilera en Jalisco surge con José Cuervo

La influencia más fuerte que se tuvo en el principio de la industria tequilera fue la de Don José Antonio de Cuervo, quien en el año de 1758 compró las tierras donde después tuvo sus primeras instalaciones industriales para elaborar vino mezcal. Él y su hermano Malaquías hicieron algunas tabernas en Amatitán y esos son los inicios de la gran empresa que es hoy en día José Cuervo.

En el año de 1795, José Guadalupe de Cuervo, hijo de Don Antonio de Cuervo, recibió la cédula real para poder comercializar el vino mezcal. Carlos IV de España es quien concede las licencias y la primera se otorga a José Cuervo y a su hermano Prudencio y de esta manera surge ya la industria tequilera.

José Vicente Albino Rojas, esposo de María Magdalena de Cuervo, heredó a la muerte de ella sus tierras y fábricas de vino mezcal, esto en el año de 1815. Acrecentó el negocio al comprar más tierras y fábricas a los parientes de su esposa y así, con su gran talento como administrador, logró La Rojeña que producía muchos barriles.

Durante el Porfiriato se empezó a envasar el vino mezcal

En 1880 Don Jesús Flores y Ponce adquirió La Rojeña y le cambió el nombre por La Constancia. Él fue quien comenzó a envasar el vino mezcal en la época del Porfiriato, ya que hasta ese momento la bebida se vendía en barricas. A la muerte de este, su esposa Ana González Rubio y de la Torre, quien fue la heredera universal, se casó con José Cuervo y La Bastida y al fallecer él demostró ser un modelo de la mujer empresaria en México ya que siguió con la empresa y la sacó adelante durante los años de la posrevolución, un momento difícil para el país.

Cenobio Sauza Madrigal inició la industria de Tequila Sauza

Don Cenobio Sauza, llegó de la región de Chapala a Tequila en 1858, era primo hermano del General Ramón Corona Madrigal y con la influencia de éste y del gobernador de Jalisco, estableció sus primeras tabernas en San Martín de las Cañas y más tarde compró la hacienda a Don Antonio Gómez de Cuervo, además de otras tierras en el poblado de Tequila y así empezó la industria de Tequila Sauza.

La familia Orendain comenzó su industria en Tequila

Hubo muchos hombres que trabajaron duro para lograr un lugar dentro de esta industria. Más tarde, también en la región de Tequila, la familia Orendain empezó a adquirir propiedades y de esta manera comenzaron su empresa, el Tequila Orendain.

El nombre de Tequila Herradura viene de una leyenda

Venustiano Romo era un sacerdote que hacía vino mezcal en Amatitán, en una taberna de la Hacienda San José del Refugio que se fundó en 1870 y se dedicaba a fabricar herraduras para los caballos, se dice que de allí surgió entonces el nombre de Tequila Herradura.

Tequila Centinela encabezó las fábricas en la región de los altos de Jalisco

Don Pascual Orozco era un harriero de San Blas que pasó por la localidad de Tequila y en lugar de llevarse una barrica de bebida, como los demás turistas, prefirió llevarse unos agaves que sembró en Arandas y años después surgió la primera marca de tequila en los altos: el Tequila Centinela.

Estos son los pilares de la industria tequilera en Jalisco; Cuervo, Sauza, Orendain, Herradura y Centinela fueron los nombres que dieron origen a la tradición de esta bebida considerada un símbolo de la mexicanidad y actualmente son las marcas más reconocidas a nivel internacional.