Los perfumes son algo más que un artículo de belleza personal. Son también una declaración de su portador: gusto, personalidad, e inclusive estatus social.

Si bien el precio y el renombre de una marca no deberían ser factores a la hora de elegir un buen perfume, algunas lograron imponerse como la máxima expresión en la fabricación de fragancias.

Son numerosas las marcas que tienen un perfume de alta gama, con una presentación elaborada y un precio destinado al segmento más alto del mercado. Las tres marcas mencionadas aquí representan un ejemplo de las fragancias más exclusivas del mundo.

Chanel y el famoso Nº 5

La vida de Gabrielle Coco Chanel es parte de la mística de la moda, y la creación del Nº 5 un capítulo fundamental en la historia de la perfumería.

Presentado oficialmente un 5 de mayo de 1921, el Nº 5 fue el salto a la modernidad de las fragancias femeninas. Más de veinte años después, su fama se hizo mundial cuando, en 1954, Marilyn Monroe declaró que lo único que usaba para dormir eran unas gotas de Chanel Nº 5, lo que disparó las ventas y alimentó la leyenda del perfume más famoso.

Datos y curiosidades del Chanel Nº 5

  • El diseñador original fue Ernest Beaux. De varias muestras presentadas, Coco Chanel eligió la Nº 5 y de ahí proviene su nombre.
  • Uno de sus componentes más distintivos es el aldehído. Este sintético se utilizó para remarcar el carácter moderno y artificial de la fragancia y diferenciarlo de los perfumes naturales.
  • Las flores con mayor presencia en la fórmula son: rosa, ylang ylang, jazmín y madera de sándalo.
  • Chanel consume para elaborar el Nº 5 toda la producción anual de jazmín de la región de Grasse, que es de unas 20 toneladas.
  • La fórmula original del extracto ha variado con los años, y tampoco es la misma para el eau de toilette (con una nota mayor de madera de sándalo) que para el eau de perfume o el eau de premiere.
  • La botella rectangular fue diseñada por Coco Chanel y es un ícono en si misma. Sigue una de las máximas de la diseñadora: más es menos.

Annick Goutal

La multifacética Annick Goutal fue pianista y modelo antes de dedicarse a crear sus fragancias. Su empresa es una de las más jóvenes dentro del rubro, pero se hizo un nombre rápidamente y encontró su lugar dentro de los perfumes de alta gama.

La primera colección de Annick Goutal fue lanzada en 1980 con el Eau d' Hadrien como estandarte, al que se le sumaron otros como el Mandragore, Eau de Camille y una línea exclusiva de soliflore. Algunas de sus fragancias tienen fama de efímeras, quizás debido al uso de productos naturales en su elaboración, lo que ha contribuido a elevar su estatus.

En 1985 la empresa pasó a formar parte del Grupo Taittinger, lo que la unió a marcas como Champagne House y Baccarat y le aseguró un lugar dentro del mundo de los artículos de lujo.

Eau d' Hadrien

El Eau d' Hadrien está inspirado en la lectura de Memorias de Adriano, de Marguerite Yourcenar. Si se agrega a la anécdota que Goutal leyó este libro a la sombra de un limonero, se entiende la influencia del momento, uno de los tópicos de la diseñadora a la hora de crear fragancias: que cada perfume remita a una emoción.

Eau d' Hadrien representó una ruptura en el estilo de perfumes de la época, y fue adoptado rápidamente por los seguidores de tendencias. Las críticas favorables atrajeron a un grupo selecto de clientes que ayudaron a aumentar su fama.

Algunas celebridades a las que se asocia el Eau d' Hadrien: Leonardo DiCaprio, Tom Cruise, Oprah Winfrey y Catherine Deneuve.

Clive Christian, el más caro del mundo

El diseñador de interiores de lujo Clive Christian compró en 1999 la casa inglesa Crown Perfumery, fundada en 1872 y encargada de proveer de su perfume personal a la Reina Victoria. El objetivo de Clive Christian era crear una línea con el precio y la calidad más altas.

Para que no quede ninguna duda sobre el mercado al que apunta la marca, la página oficial reclama para Clive Christian el título de “los perfumes más caros del mundo”, honor que ostenta con mucha ventaja sobre otras perfumerías de alta gama.

En 2001 lanzaron su primer producto, llamado simplemente Nº 1. En la elaboración de sus versiones para hombre o mujer no existe ningún tipo de restricción de costos, y está hecho con las materias primas más exclusivas.

Precios de otro mundo

Desde tres muestras de 10 ml al exclusivo Imperial Majesty, los precios de venta de Clive Christian hacen honor a su estatus.

  • Un set de muestra con tres perfumes; Nº1, X y 1872, de 10 ml cada uno: 260 euros.
  • Un spray (menor concentración) de 50 ml de Nº 1: 680 euros.
  • 30 ml de Nº 1, presentado en una botella de cristal con un diamante blanco de accesorio: 3.900 euros
  • Presentación Monogram, 30 ml en una exclusiva botella personalizada con las iniciales del comprador grabadas en diamantes blancos y negros: 14.500 euros.
  • Botella de 500 ml de Imperial Majesty: 195.000 euros. El Imperial Majesty está inscrito en el libro Guinness como el perfume más caro del mundo. Su botella está hecha a mano con cristal de Baccarat y tiene un diamante de cinco caras como accesorio. El precio incluye la entrega a través del servicio de seguridad de Rolls Royce.
Si, como dijo Coco Chanel, “la mujer que no usa perfume no tiene futuro”, quienes puedan permitirse estas fragancias estarán buscando un futuro de buen vivir, presente en la imaginación de muchos y en la realidad de unos pocos.