Hay personas que se excitan viendo fotos de niños desnudos, otros necesitan abusar sexualmente de los mas jóvenes de la sociedad y otros utilizan su fuerza para corregir a los niños a base de golpes y maltratos.

Tipos de abuso infantil

Hay muchos tipo de maltrato infantil, pero, posiblemente el maltrato físico, el psicológico y el abuso sexual sean los mas frecuentes.

Cuando se habla de maltrato físico implica el uso de la fuerza para corregir un mal comportamiento o intencionadamente, con golpes o empujones entre otros. También entra dentro de este maltrato las quemaduras, pinchazos o mordiscos. Cuando un niño recibe un maltrato físico muestra miedo al contacto con adultos, agresividad, cambios de rendimiento, falta de cuidado entre otras muchas cosas.

El maltrato psicología es la humillación, provocarles miedo o sentimiento de culpa. Actos como insultar, encerrarlos, quitarles sus juguetes provocan este tipo de maltratos. El niño muestra pasividad, timidez, problemas de aprendizaje, inhibición en los juegos o comportamientos regresivos.

Por ultimo el abuso sexual son las situaciones en las que los adultos utilizan su relación con un niño para obtener una satisfacción sexual, también el exhibicionismo, pedirles que realicen actividades sexuales o que participen en material pornográfico. Este maltrato causa lastimaduras en los genitales, vagina o área anal, dificultad para caminar o sentarse entre otras cosas.

Las consecuencias que el maltrato deja en los niños

Los niños son muy sensibles, no están formados ni física ni psicológicamente, por ello, estos maltratos tienen unas graves consecuencias en todos los aspectos de la vida de un niño, sobre todo en la emocional o psicológica.

Una de las consecuencias físicas es el desarrollo cerebral anormal, este puede causar daños en el proceso del aprendizaje.

Dentro de las consecuencias psicológicas están, la depresión, la ansiedad, desordenes alimenticios entre otros. También puede tener desordenes en las personalidad o ser violentos.

Estas son unas de las muchas consecuencias que acarrea el maltrato infantil, pero no a todos los niños les afecta de la misma, factores como la edad, el entorno o la autoestima del niño pueden no solo evitar estas consecuencias, sino superar el daño y continuar con sus vidas.

Proteger a los niños en internet

Con el boom de las redes sociales y los chat los pedófilos tienen mas facilidades para acceder a fotos, datos personales y material sexual que consiguen de las manos de los niños que por su juventud confían en las personas que no ven o que no conocen.

Cada vez mas jóvenes entre veinte y veinticinco años se escudan bajo el anonimato que internet les ofrece para contactar con niñas menores de edad, se ganan su confianza y después abusan sexualmente de ellas.

Ese anonimato complica la labor de los investigadores ya que no solo crean cuenta de correo electrónico y perfiles falsos, sino que incluso cambian de ordenadores para no ser descubiertos.

Estas personas contactan con niños fingiendo ser de su misma edad, logran su confianza, una vez lograda pueden proponerles una cita en persona o solicitarles fotos o videos de ellos desnudos, amenazándoles con entrar en sus ordenadores o mandar conversaciones del niño a todos sus contactos.

Por todo esto es importante que los padres estén al corriente de lo que los menores hacen en internet y en el caso de descubrir algo raro lo mejor es denunciarlo, antes de que llegue a algo mas.

Qué hacer ante una situación de maltrato

Muchos peligros acechan a los más jóvenes dentro y fuera de sus hogares, cada vez estos peligros son mas frecuentes, por ello cada uno ha de poner de su parte para que la infancia de los niños sea como debe de ser. Ante todo hay que tener muy en cuenta que ante una situación de maltrato lo primero de todo es denunciar, pero, ¿cómo hacerlo?

Lo primero de todo cuando el niño da el paso de contar lo sucedido a un adulto lo mas importante es ser amable y cariñoso con el, hacerle ver que el no ha tenida la culpa de lo que le ha pasado y sobretodo que creen lo que esta relatando. Nunca hay que demostrar horror o desaprobación.

Acudir a los servicios sociales del municipio es lo que hay que hacer una vez se conoce la situación, ellos son los que están preparados para valorar la situación, para ayudar al niño y a su familia.

Los niños son frágiles y necesitan ser cuidados y protegidos por los adultos tanto de su familia como profesores y demás miembros de la sociedad, por ello, es importante que cuando alguien sepa de una situación de maltrato no aparte la mirada y consulte con los servicios sociales.