La Comunidad de Madrid ha llevado a cabo importantes recortes presupuestarios y de recursos educativos en los últimos tiempos, lo que dificulta el cumplimiento de uno de los principios establecidos en la Ley de Educación, como es “el fomento y la promoción de la investigación, la experimentación y la innovación educativa”.

La insuficiencia de las plantillas de profesores, cuyo número ha disminuido a pesar del crecimiento del número de alumnos, el recorte en los programas de formación y la falta de inversión actúan en detrimento de la calidad de la enseñanza, factor que se agrava en el caso de alumnos de colegios públicos con necesidades especiales o con un bajo nivel de castellano.

A pesar de todo, la buena gestión de algunos colegios públicos hace que sus resultados educativos sean excelentes.

Los colegios públicos de Madrid, según la prueba de sexto de primaria

Recurriendo a las clasificaciones y ranking existentes en la actualidad, se puede ver que la enseñanza pública no obtiene una calificación óptima.

La prueba de sexto de primaria realizada cada curso en la Comunidad de Madrid ha recogido en general resultados mediocres aunque han ido mejorando paulatinamente en las diversas ediciones.

Los primeros colegios públicos en la lista, que ocupan los puestos 2, 5 y 6 respectivamente, son el Colegio Juan de Ocariz de Móstoles, el Colegio Manuel Vázquez Montalbán de Leganés y el Colegio Vicente Aleixandre de las Rozas.

Cabe destacar un dato para la reflexión: de los 100 últimos colegios de la lista, más de 80 son centros públicos.

Los diez mejores colegios públicos de Madrid por calificación

Los diez primeros colegios públicos clasificados en la prueba anteriormente citada serían los siguientes:

  1. Juan de Ocariz (Móstoles).
  2. Manuel Vázque Montalbán (Leganés)
  3. Vicente Aleixandre (Las Rozas)
  4. Jacinto Benavente (Leganés)
  5. Jaime Vera (Torrejón)
  6. General Mola (Madrid)
  7. Torres Quevedo (Coslada)
  8. El Raso (Moralzarzal)
  9. Cardenal Herrera Orial (Madrid)
  10. Padre Mariano (Madrid)
El diario El Mundo, que todos los años publica un ranking de los mejores colegios españoles por Comunidades Autónomas, no cuenta con ningún colegio público en su lista referente a la Comunidad de Madrid.

El acceso a la enseñanza pública en Madrid

Los criterios para la asignación de puntos en los procesos de admisión de los colegios públicos son los mismos que en los colegios concertados. Sin embargo, estos centros escolares tienen la obligación de ofertar las plazas necesarias para garantizar la escolarización de todos los alumnos, incluyendo los que quedan fuera de las listas de admisión de los centros concertados.

Las diferencias de calidad y de gestión entre colegios provocan que la demanda varíe en función de los centros. Cuando existen varios colegios públicos en un mismo distrito con diferente demanda, los alumnos en lista de espera son repartidos por las comisiones de escolarización para cubrir las plazas vacantes, con lo que las posibilidades de elegir son muy limitadas a pesar de lo establecido en la Constitución.

Diferencias de gestión y calidad entre colegios públicos madrileños

Existen grandes desequilibrios en el funcionamiento y la calidad de los diversos colegios públicos de la Comunidad de Madrid, debido a diferencias como el bilingüismo, la diversidad de horarios (mientras que algunos centros optan por horarios continuados, otros se decantan por la jornada partida), oferta de actividades extraescolares y por supuesto el nivel educativo de cada uno de ellos.

Dificultades para la conciliación laboral y educativa

Según la vigente Ley de Educación, uno de los principios del sistema educativo español es “la flexibilidad para adecuar la educación a la diversidad de aptitudes, intereses, expectativas y necesidades del alumnado, así como a los cambios que experimentan el alumnado y la sociedad”.

Sin embargo, es la falta de flexibilidad la que provoca grandes dificultades en aspectos como la conciliación de los horarios laborales y escolares (uno de los factores sociales de mayor actualidad).

Existen centros públicos, por ejemplo, que ofertan un horario máximo hasta las 17:00 horas, incluyendo actividades extraescolares, mientras que los horarios de los colegios privados y concertados pueden llegar a ampliarse hasta las 19:30.

En resumen, la enseñanza pública sigue siendo una de las grandes asignaturas pendientes de la educación española, que sufre uno de los mayores fracasos escolares de Europa.