La cuestión de los juicios es un elemento fundamental de la teoría del conocimiento. David Hume acabó considerando la imposibilidad de la seguridad del conocimiento, argumentando que los dos tipos de conocimiento (conocimiento por relación entre Ideas, y el conocimiento de los hechos) no podían proporcionar la seguridad total del conocimiento. Los juicios (o proposiciones de los que está formado el lenguaje) tendrá un papel esencial a la hora de establecer la posibilidad o no de la ciencia.

Los Tipos de juicios, según Kant

Kant hace dos clasificaciones sobre los tipos de juicios:

  • Juicios Analíticos. El predicado está incluido dentro del sujeto. Por ejemplo: Las chicas rubias son rubias. Estos juicios son universales y necesarios, pero no proporcionan conocimiento nuevo (no son extensivos). Leibniz les llamó verdades de razón.
  • Juicios Sintéticos. El predicado no está incluido dentro del sujeto. Por ejemplo: Laschicas son rubias. Estos juicios no son universales, no son necesarios, pero sí proporcionan conocimiento nuevo (son extensivos). Leibniz les llamó verdades de hecho.
  • Juicios a priori. Su verdad no depende de la experiencia. Por ejemplo: El todo es mayor que la parte.
  • Juicios a posteriori. Su verdad sí depende de la experiencia. Por ejemplo: El libro es amarillo.

Los juicios sintéticos a priori

Normalmente, los juicios analíticos son a priori, y los juicios sintéticos son a posteriori. Pero si estos fueran los únicos juicios existentes, la Ciencia no sería posible, ya que los juicios analíticos a priori no son científicos, ya que, pese a ser siempre verdad, su conocimiento no es extensivo, y los juicios sintéticos a posteriori no son científicos, ya que, pese a ser extensivos, no son necesarios, y pueden ser falsos. La única posibilidad de ciencia es la existencia de juicios sintéticos a priori que serían necesarios y extensivos al mismo tiempo, las características que Kant pide a la ciencia.

Los juicios de la ciencia

¿Existen los juicios sintéticos a priori? Lo analizaremos en la Matemática (Geometría y aritmética) y la Física.

  • Geometría: La línea recta es la distancia más corta entre dos puntos. No es a posteriori, ya que es siempre verdad, no hay que comprobarlo cada vez. No es analítico, ya que dentro del concepto recta no está incluido el de distancia. Por tanto es un juicio sintético a priori.
  • Aritmética: 7 + 5 = 12. No es a posteriori, ya que no hay que comprobarlo cada vez, y no es analítico ya que dentro del concepto 12 no está incluido el concepto 7 o 5 o suma. Por lo tanto, es un juicio sintético a priori.
  • Física: Todo lo que existe tiene una causa. No es a posteriori ya que siempre es verdad, no hay ningún objeto que no tenga una causa. No es analítico ya que dentro del concepto existir no está incluido el concepto causa. Por tanto es un juicio sintético a priori.
Por tanto, la existencia de los juicios sintéticos a priori acaba mostrando que la ciencia es posible. Immanuel Kant supera así el escepticismo de David Hume, sin caer en el dogmatismo del Racionalismo.