Entenderse mediante gestos, miradas, qué sucede en ese instante de pleno éxtasis, de mucha furia de sexo; es ese momento en el que es necesario ser creativos y no hacer lo mismo de siempre, sacar afuera todas las armas aún no empleadas y demostrarle al otro de lo que se es capaz.

Más allá del pensamiento

Incentivarlo más allá de los límites pautados, dejarse llevar, ese previo jamás soñado,

Es importante ser dueño de tu propia mente, y llegar a realizar todo lo que deseas en ese instante de deslumbre total, la o lo tienes entre tus manos, no se te va a escapar, sólo mueves una ficha y tienes que hacer la próxima movida, luego el juego continua solito, y el sexo es un buen vino a degustarlo hasta el final, depende de ambos.

Por definicion

Los juegos sexuales se pueden considerar como una herramienta más para lograr que ambos disfruten plenamente del sexo. Estos juegos permiten que tanto cuerpo como mente se enfoquen hacia el placer, haciéndolo más intenso, excitante y entretenido

Cómo salvamos la pareja

Es muy común que las parejas lleguen a un punto de estancamiento y de monotonía. En esas épocas de mucho trabajo y estudio, en donde además se ocupa mucho tiempo para la crianza de los niños y el mantenimiento de la casa, las relaciones sexuales corren el riesgo de volverse frías, distantes y rutinarias e incluso menos frecuentes.

Es aquí donde los juegos sexuales pueden darte una mano, para que reavives la pasión con tu pareja.

Podría pensarse de repente en utilizar distintos métodos para reavivar esa pasión escondida, tales como los juguetes eróticos para conocer más al otro y saber cómo dar y recibir placer, y así evitar la rutina. Es una forma de permitirse y darse tiempo para innovar cosas distintas.

Y si la llama está encendida, también te estamos invitando a que la avives aún más con estos juegos que te estamos recomendando.

A continuación un listado de diversos estilos de juegos sexuales y su utilización que puedes poner en práctica con tu pareja:

El Yogurt

Comerte un yogurt con tu pareja puede convertirse en todo un placer.

Retira muy lentamente la tapa, mientras recuerdas a tu pareja que no tienes cuchara para comerte el yogurt, desnúdala, y utiliza su cuerpo como receptor de pequeñas cantidades de yogurt que irás comiéndote poco a poco.

Ofrece pequeñas cantidades con tu boca.

Utiliza sobre todo sus principales zonas erógenas.

Cuando termines, proponla que te utilice a ti como cuchara.

Espejos

Puedes hacer el amor en una sala o habitación con espejos, de esa forma podrás captar los gestos y movimientos de tu pareja, convirtiéndose en una experiencia muy excitante, y aporta un elemento de voyeurismo sin que nadie más esté presente.

También puedes imaginar que estás actuando frente al público.

Las posibilidades son maravillosas para los más exhibicionistas.

Si te cuesta verte haciendo cosas frente al espejo, puedes probar a ponerte una máscara, de esta forma el anonimato te permitirá alcanzar nuevas sensaciones de erotismo.

Sumisión

Para muchos hombres es muy excitante tumbarse y dejar que la otra persona tome el control.

Puedes interpretar el papel de ama, mientras el hombre hace de esclavo.

Debes mostrarte inflexible, creando un ambiente de suspenso y dejando claro que eres la que manda y que él está indefenso y a tu merced:

  • Tápale los ojos y átale las manos con una cuerda suave, hazle saber que tiene que estarse muy quietito.
  • Una vez a tu merced, provócalo, aumentando su excitación.
  • Desátalo y ordénalo que te desnude lentamente, sin tocarte, siguiendo constantemente tus instrucciones.
  • Si lo hace mal, le castigarás con unos azotes, pero si lo hace bien, la recompensa será sexo.

La bandeja de frutas

  • Prepara una bandeja con frutas, acompañándola con un delicioso vino muy frío.
  • Pueden turnarse para darse de comer.
  • Dedícate a comer y tomar el vino del cuerpo de tu pareja, puedes hacerlo con largos lametones con la lengua.
  • Existen muchas variantes, y puedes también "pintar" el cuerpo de tu pareja con nata o miel, extendiéndola con movimientos lentos y sensuales por los pezones, abdomen o la zona genital.
  • También puedes colocar fruta cerca de los genitales de tu pareja y consumírla lentamente, de forma provocadora, tocando la zona genital con la lengua.
Todo es divertido siempre y cuando lo hagas con la persona que amas.

Hacerlo con diversion y creatividad es lo más sincero y hermoso que puede existir, da impulsos inesperados y resultados increiíbles.