Los Indestructibles demuestra con certeza que aún es posible hacer buenos filmes de acción. El hecho de que Stallone haya convocado a figuras de la talla de Bruce Willis, Eric Roberts y Mickey Rourke, además de ser él mismo el protagonista, construye una premisa ineludible para todos aquellos espectadores que hoy día tengan nostalgia de los filmes clásicos de acción de los años noventa y ochenta.

Si bien algunos personajes hacen apariciones breves -como Arnold Schwarzenegger- Stallone se encarga de darle a cada uno de ellos el lugar suficiente para accionar, teniendo en cuenta las limitaciones de un guión sumamente lineal aunque igualmente efectivo.

El argumento, breve y sencillo, presenta a un grupo de mercenarios veteranos, quienes reclutados por la CIA deben asesinar a un dictador de un país sudamericano.

Una fórmula indestructible aunque conocida

El filme falla en consensuar las pequeñas subtramas que se desarrollan a lo largo de la hora y cuarenta minutos de duración. Algunas historias aisladas desvían por momentos el eje argumental principal. Mientras el público espera la próxima explosión, escenas de dudoso contenido dramático adquieren un protagonismo innecesario respecto del género mismo de la película.

Las secuencias de acción están muy bien logradas, constituyendo un recorrido vertiginoso de principio a final. Stallone, a sus 64 años de edad, puede estar a la altura del clásico héroe de acción que encarnó décadas atrás, demostrando al mismo tiempo ser un director acotado y un astuto guionista.

Actuaciones

El filme no presenta un villano, sino dos: el dictador sudamericano, interpretado por David Zayas (policía de Nueva York devenido en actor) y el cerebro detrás del violento régimen, nada menos que Eric Roberts, en la piel de un inescrupuloso hombre de negocios que financia el régimen dictatorial, dispuesto a todo a cambio de incrementar su tasa de beneficios.

Los intérpretes secundarios constituyen un pilar importante para la historia; ellos son Jason Statham (El Transportador, Crank, Revolver), Dolph Lundgren (el Iván Drako de Rocky III), Jet Li (Héroe, De la Cuna a la Tumba) y un particular Mickey Rourke (Corazón Satánico, El Luchador). Steve Austin, Randy Couture y Terry Crews añaden lo necesario, aunque sus roles no hayan estado demasiado desarrollados.

Resultados en la taquilla

Sin lugar a dudas, la campaña de marketing de la película tuvo un efecto adverso, ya que muchas de las principales figuras, excesivamente promocionadas, luego aparecerían en el filme de forma muy breve, lo cual seguramente ha dejado con ganas a más de un nostálgico. The Expendables (título original en inglés) fue filmada en diversos lugares de Estados Unidos y Brasil.

Con un presupuesto para su realización de 80 millones de dólares, recaudó más de U$S100 millones en los Estados Unidos (U$S35 millones en el primer fin de semana, lo cual habla de una película muy esperada).

Los Indestructibles es un filme de acción pura, recomendado para quienes desean ver varias estrellas del cine clásico de acción juntas en la pantalla grande. Si bien la oportunidad podría haber sido mejor aprovechada en cuestión de tiempos y apariciones secundarias, sin duda el público no será defraudado.