Estados Unidos aprobó el uso de implantes de pecho para mujeres con más de 22 años en el 2006, después de más de una década en que estuvieron prohibidos por las dudas que las autoridades sanitarias tenían sobre sus efectos adversos en la salud. Ahora, después de que se realizaran varios estudios con mujeres que tenían estas prótesis de silicona, recomiendan que los implantes se cambien cada 10 años.

Prótesis de silicona deben cambiarse

Esto no implica, según la Administración para los Alimentos y las Drogas de USA (la FDA en sus siglas en inglés), que sean especialmente nocivos para las pacientes, sino que transcurridos esos 10 años las complicaciones relacionadas con los implantes pueden aumentar al deteriorarse las prótesis con el paso del tiempo.

Así, según las autoridades de Estados Unidos una de cada 5 mujeres con implantes de pecho, o el 20%, necesitará que les sean retirados en unos 10 años. El porcentaje asciende hasta el 50% cuando los implantes se han realizado como reconstrucción del pecho.

Posibles complicaciones de los implantes de pecho

Para la FDA las posibles complicaciones van desde un endurecimiento en los tejidos alrededor del implante hasta la rotura del mismo. Dolores e infección en la zona también pueden aparecer. Estas complicaciones aparecen sobre todo de forma local en el área cercana al implante.

Asimismo, también apuntan a que las prótesis de silicona no provocan enfermedades como artritris reumatoide o problemas reproductivos.

Mujeres con implantes mamarios deben acudir al médico regularmente

Las autoridades de la FDA recomiendan que ante cualquier síntoma inusual o grave, las pacientes se pongan en contacto con sus doctores y si las complicaciones son de carácter serio avisen a los fabricantes de los implantes mamarios.

Las mujeres que tienen prótesis de silicona en el pecho deben acudir regularmente a su médico y tener en cuenta que los implantes no son para toda la vida, sino que deben de realizar una sustitución de los mismos cada cierto tiempo. También deberán someterse a resonancias magnéticas para conocer el estado del implante y si este ha sufrido alguna rotura imperceptible.

Advertencia sobre los implantes de silicona

La FDA también pide que las mujeres con implantes que hayan comenzado algún estudio para conocer los posibles efectos secundarios no los abandonen, ya que pueden ayudar a saber con mayor detalle las complicaciones que pueden tener estas prótesis de silicona.

Los implantes de silicona fueron prohibidos en 1992 como prevención, pero en 2006 fueron aprobados para mujeres mayores de 22 años a cambio de que los fabricantes de las prótesis mamarias realizaran estudios sobre los posibles efectos adversos de los implantes en la salud de las mujeres.