Con el paso del tiempo, comprar por internet se ha convertido en una opción práctica y económica en algunos casos, por ello son cada vez más los consumidores de dicha actividad, ahora es más fácil acceder a productos que antes significaban una distancia geográfica como obstáculo. De igual forma, siempre hay riesgos que se deben correr al momento de considerar hacer una compra online.

¿Quienes compran por internet?

Cuando se iniciaron grandes empresas en línea como E-bay, Amazon y Mercadolibre, solo mayores de 18 años y quienes tuviesen tarjeta de crédito eran quienes podían consumir; ambas partes han cambiado, desde el crecimiento de los portales a millones donde incluso las mismas marcas cuentan con opción de compra en línea, hasta permitir una modalidad de pago 'contra entrega' o consignación, lo que resultó de gran utilidad para jóvenes y adultos que no cuentan con una cuenta crediticia o acceso a tarjetas de crédito.

La empresa mexicana de consultoría en negocios y tecnología Capgemini realizó un estudio en 16 países del mundo (incluyendo a Latinoamérica) donde logró determinar seis perfiles de consumidores/shoppers online, donde se encuestaron a 16.000 compradores en línea, hombres y mujeres de todas las edades, teniendo en cuenta unas categorías de opción de compra.

Categorías de compra online

  • Alimentación
  • Salud
  • Cuidado personal
  • Electrónica
  • Moda
  • Artesanías - manualidades

Tipos de consumidores/shoppers online

Digital Shopaholics

El 'shopaholic' es un término que significa adicto a las compras, en este caso a la compras por internet, son quienes más compran y cubren todas las categorías de compra online, se adaptan fácilmente a las plataformas de tienda en línea accediendo a cualquiera de los medios (tienda, applicación, website y hasta puntos tecnológicos en las tiendas o sedes de empresas) Fue el 18% del segmento estudiado.

Social Digital Shoppers

Siendo el 25% de la población estudiada, este tipo de consumidores son más comunes en el sector universitario y profesional joven puesto que son menores de 35 años y pasan una cantidad de tiempo significativa en redes sociales (social digital shoppers) donde comparten gustos y buscan productos de su interés o necesidad. Consumen y compran online con mucha regularidad, principalmente productos relacionados con moda y electrónica.

Occasional Online Shoppers

Este segmento representa al sector de personas de más de 45 años de edad que hace compras ocasionales, éstos prefieren acceder a plataformas que le permitan hacer seguimiento de los productos que compran y ordenan online. Su consumo se encuentras en todas las categorías donde prima la tecnología; fueron el 16% de la población donde más del 50% fueron adultos mayores de 40.

Rational Online Shoppers

Son los compradores racionales, es decir, quienes tienen en cuenta calidad del producto, hacen preguntas al vendedor, consultan antes de hacer un compra, leen referencias, entre otras cosas. Es el segundo segmento más activo en compras online (después de los compradores sociales) con el 15% de la población estudiada.

Value Seekers

Los "buscadores de valor" son los consumidores cuya intención de compra es directamente proporcional a la oferta y descuento que pueda obtener, es decir no es un consumidor compulsivo, pero sí si factor de decisión está ligado a las promociones que puede obtener. Son el 13% de la población donde el 63% de ésta son mujeres.

Shy Shoppers

Este segmento que representó el 13% de la población estudiada (conformada tanto por jóvenes como adultos) reflejó como característica principal la incomodidad y desconfianza hacia las compras en línea, utilizan la internet para consultar precios, pedir referencias, leer comentarios y críticas, pero finalmente deciden por hacer la compra en la tienda o punto de venta. La mayoría de ésta población se encuentra en los países europeos.

Además de las plataformas de compra, las redes sociales también son medios de compra y venta en crecimiento, donde cada vez estamos más cerca y solo "a un click de compra," pero aún así, en el panorama general mundial sigue de primero la compra física, por lo que comprar en línea es una buena opción pero no lo suficiente como para convertirse en la número uno debido a sus riesgos, ventajas y desventajas.