El Islam impone cinco obligaciones a todo buen musulmán. Son obligaciones que componen la base práctica del mismo.

Profesión de fe

La profesión de fe o shahada, es el primero y más importante de los pilares del Islam, es el acto de conversión en el que se proclama públicamente que únicamente hay un solo Dios, - la ilah illah lah wa muhammad rasulu lah-, no hay dios sino Dios y Mahoma es su enviado. El musulmán con esta proclama, está afirmando la unicidad de Dios – tawhid-, Ésta es la fórmula que ha de proclamar toda persona que se quiera convertir al Islam.

La oración

La oración ó salat es el segundo de los pilares. La oración se ha de realizar cinco veces al día en dirección a La Meca. Las oraciones han de ser precedidas por las abluciones cuya misión es purificar el cuerpo del orante lavando cuatro partes del cuerpo: el rostro, las manos, la cabeza y los pies. En el transcurso del día hay cinco momentos para orar: al alba –subh-, al mediodía – zuhr-, a la tarde- ‘asr-, al ocaso del día –magreb- y en la noche – ‘isha´. El acto de la oración, es para el musulmán, un acto de alabanza y adoración a Dios.

La limosna

El tercer pilar del Islam, es la limosna o zakat. Es un impuesto de carácter religioso asignado en principio a la gente rica para ayudar a los pobres. Es una limosna que no solo se limita al tema monetario sino que también se puede ofrecer en especias: ganado, cereales, mercancías. La limosna se convierte en el primer impuesto para los musulmanes. Cada musulmán debe pagar un 2.5% de su capital.

El ayuno

El ayuno en el noveno mes del calendario musulmán, Ramadán, es el cuarto pilar del Islam. Durante el ayuno en el mes de Ramadán todo musulmán debe realizarlo, desde el alba hasta la puesta del sol, quedando totalmente prohibido comer, beber, fumar y tener relaciones sexuales. El ayuno se rompe con la puesta del sol, momento en el cuál se realiza la primera comida del día- iftar-. A media noche se realiza la segunda comida- suwur. Quedan exentos de realizar el ayuno los enfermos, ancianos, mujeres embarazadas y todo aquel que se encuentre de viaje.

La Peregrinación

El quinto pilar del Islam es la peregrinación o hayy. Se realiza en el mes de du al-hiyya último mes del calendario musulmán. El creyente debe realizar la peregrinación una vez en su vida siempre que su salud se lo permita y tenga la capacidad económica para poder llevarla a cabo. La peregrinación se ha de hacer en un estado de pureza interior, para ello han de vestir con un vestido limpio, puro, -ijram- , compuesto por dos piezas de tela blanca sin costuras para no distinguir entre razas o clases sociales El ritual de la peregrinación, consiste en una serie de rituales: visita a la Kaaba, dónde se darán siete vueltas alrededor de la misma, posteriormente se visita monte Arafat para luego hacer el rito de apedrear tres pilares que representan al diablo, para finalmente regresar a La Meca.

Para entender el Islam, es necesario conocer y comprender lo que significan los pilares del Islam.