Los transportes, la ingeniería, la medicina, las matemáticas, la biología, los nuevos materiales o la electrónica, son algunos de los campos en los que los progresos han sido de tal magnitud que han hecho del siglo XX el siglo del desarrollo científico y tecnológico por antonomasia.

El hombre ha avanzado más en 100 años de lo que lo había hecho en los dos mil años anteriores. Si se sigue esta progresión es inimaginable lo que se puede conseguir en el siglo XXI. Actualmente se dispone de unas infraestructuras (autopistas, líneas férreas, puentes, edificios) que han sido posibles gracias al desarrollo de la ingeniería.

Los avances científicos en medicina

El siglo XX ha supuesto un salto de gigante en los avances médicos. El combate contra las enfermedades infecciosas que había diezmado poblaciones enteras en siglos anteriores, se ha ganado gracias al descubrimiento de la penicilina y otros antibióticos. Pero además, multitud de inventos y descubrimientos han servido para alargar y mejorar la vida de los seres humanos. La anestesia sintética y la antihistamina fueron algunos de los logros de principios de siglo.

La vacunación contra las enfermedades se ha generalizado en grandes grupos de población. El marcapasos, la diálisis extracorpórea, la insulina humana, la fertilización in vitro o la angioplastia, han sido progresos del siglo XX. Los trasplantes de órganos han sido posibles durante esta centuria. Asimismo se desarrolló la píldora anticonceptiva; los rayos X, las ecografías o la resonancia magnética han ayudado en el diagnóstico de las enfermedades.

Los avances contra el cáncer han sido decisivos, de manera que una enfermedad que resultaba letal hace sólo unas décadas, hoy ya no lo es en muchos casos. De igual modo las técnicas en cirugía han contribuido a salvar millones de vidas.

Se han realizado notables progresos en la lucha contra enfermedades degenerativas como las demencias, así como contra nuevas enfermedades infecciosas como el sida.

Los progresos en medicina genética o la utilización de las células madre para combatir las enfermedades van a suponer un salto trascendental.

Los avances tecnológicos mejoran la calidad de vida

El transporte, con el automóvil con motor de explosión, el desarrollo del aeroplano y posteriormente del avión, o el barco con casco de acero, son algunos de los principales avances en este campo que han hecho posible que las distancias, que en épocas anteriores eran de días, semanas o meses, se cubran actualmente en pocas horas.

Ha sido el siglo de la radio y de la telefonía, pero sobre todo ha sido el siglo de la imagen. La televisión y el cine se han convertido en dos elementos fundamentales de información y de ocio que han marcado a la sociedad actual y sin cuya existencia este siglo no se podría comprender.

Los aparatos electrodomésticos son otro de los logros de este siglo. Asimismo en el campo de la química los avances han transformado el mundo. Nuevos materiales como los plásticos, el acero inoxidable en la industria o el hormigón armado en la construcción, entre otros, han sido fundamentales para el desarrollo de nuestra civilización. Se han inventado los disolventes, los anticongelantes. Se ha conseguido la síntesis de las vitaminas. El nailon, el polietileno, los insecticidas para combatir las plagas, o los derivados del petróleo, han transformado la sociedad, no siempre de forma beneficiosa.

Otros inventos que forman parte de nuestra vida cotidiana y que aparecieron durante el siglo XX son los frenos de disco, el cinturón de seguridad, el tractor, la cadena de montaje, la cremallera, los limpiaparabrisas, el motor a reacción o el microscopio electrónico.

La fotocopiadora o el bolígrafo, imprescindibles hoy en día surgieron en los años treinta. La lycra, el velcro o la tarjeta de crédito aparecieron en los años cincuenta. Los relojes digitales, los códigos de barras o el walkman son artilugios de los años 70. Las tarjetas inteligentes y los discos compactos surgen en los ochenta.

La lista es mucho más larga pero sirve como botón de muestra de la infinidad de utensilios y adelantos tecnológicos que utilizamos hoy con total normalidad pero que eran desconocidos para las personas que vivieron hace tan solo cien años.

Avances científicos en matemáticas y física

Rutherford en 1903 con su estudio de las partículas radioactivas, y Einstein en 1905 con la Teoría de la Relatividad supusieron la plena entrada de la física en el siglo XX.

El desarrollo de las matemáticas y física ha sido definitivo en campos como la economía o la estadística. Se han desarrollado fórmulas para predecir el comportamiento del clima. Se han desarrollado teorías económicas y potentes instrumentos ópticos han permitido estudiar los confines del universo.

La carrera espacial, la puesta en órbita de satélites artificiales o el desarrollo de la energía atómica han sido posibles durante el siglo XX. La aparición del transistor en 1948 propició un salto cualitativo en la innovación tecnológica.

El perfeccionamiento de las computadoras, la utilización del chip de silicio, la nanotecnología o la fibra óptica que ha sustituido al cable coaxial por su capacidad para transmitir gran cantidad de información, son algunos de los logros de las últimas décadas del siglo anterior.

Preparando el camino hacia el siglo XXI

Todos estos inventos, descubrimientos, hallazgos y logros han servido para mejorar la vida de las personas en todos los ámbitos. El siglo XXI, con la base fundamentada en los avances del siglo XX va a deparar, sin duda, multitud de avances que hoy todavía ni siquiera se pueden vislumbrar.

Las nuevas energías, los nuevos materiales, el desarrollo de la física actual o el imparable desarrollo en el campo de la medicina permite aventurar progresos de igual magnitud a los realizados en el siglo XX.