Encontrar archivos y vídeos sin derechos de autor es una tarea que, aunque parezca complicada, es más fácil de lo que parece. Las imágenes de archivo, los "recursos" que se pueden utilizar para crear nuestras propias películas caseras se encuentran al alcance de cualquier internauta que busque, indague y bucee un poco en la web. Ver o descargar vídeos gratis es posible (animados, divertidos, musicales o educativos) es posible en www.archive.org. Y todo con un olor a antiguo que le da vidilla: desde anuncios de los años 40 o 50 a lo que se veía en TV en aquella época del blanco y negro.

Verlo para creerlo. El refrán popular se convierte en idea fija de toda una sociedad basada en lo visual, cimentada en lo que se ve. Si los ojos pueden “sentirlo” es que existe. No es que exista en la realidad (puede ser un fake, un montaje, una película) pero, si lo vemos, se materializa.

Internet es la mejor muestra. Videos, videos y más videos. Según los datos que la propia red nos facilita, en Youtube se cuelgan más de 300 horas del video cada hora. Verlo entero costaría más de 400 años y varias operaciones en los ojos.

Este último ejemplo es una buena muestra de lo que ahora podemos ver y antes no. La capacidad de almacenamiento ahora es, si cabe, infinita. La palabra “todo” tiene un lugar donde cabe por completo: La red.

Los archivos Prelinger

Rick Prelinger decidió allá por 1982 que el mundo no había prestado la suficiente importancia a lo que él mismo denominó películas efímeras: anuncios, cursos de formación o películas caseras. Todas tenían el mismo común “frame”: eran antiguas, de los años 50 y 60. Se trataba de las típicas películas que se pueden ver en Los Simpsons: esas pequeñas joyas del adoctrinamiento y la moral en las que un profesor enseña a sus alumnos cómo hacer frente a un holocausto nuclear.

La idea Prelinger terminó con el paso de los años y la intervención del gobierno Estadounidense en un inmenso archivo (archive.org) en el que, además de los archivos Prelinger se pueden ver miles de videos más subidos por el Gobierno y los usuarios. Films sin derechos de autor, antiguos y con el increíble valor de lo “kitstch”.

Utilización de los archivos Prelinger

Eso es lo mejor. Más de 200 videos disponibles para su descarga (y utilización) gratuita. Imagen de época, frases antológicas y músicas del subconsciente en un solo lugar. Y el mundo lo sabe. Y el mundo lo utiliza. Son muchos quienes han utilizado esas películas para sus videos musicales, sus proyectos de arte o simplemente, el video en el que anuncian su boda.

De hecho, desde la propia página web se anima a los usuarios para que hagan sus propias versiones, para que “tuneen” lo viejo y lo conviertan en nuevo. Ellos lo llaman los Prelinger Mashups. Aún así, es difícil moverse por el archivo y encontrar cosas entretenidamente educativas o educativamente inquietantes.

Merece la pena, por tanto, seguir las listas de los más vistos, o los más descargados. Aunque sea para encontrar pequeñas joyas en las que unos tiernos efebos americanos siguen (con auténtica devoción) las explicaciones de su entrenador sobre sexo o una voz en off explica lo que hay que hacer en una cita. Las chicas buenas y las chicas malas. Impagable.

O también, sin ir más lejos puede ver la pequeña muestra que sigue de lo que hay. Una manera de ver una parte de sus categorías en cuatro clicks.

  • "Betty Boop y los dibujos para adultos". Música jazz, dibujos animados de milagro y unos comentarios que dejan claro que ni los clásicos resisten el paso del tiempo.
  • "El comunismo según la C.I.A". Uno de los videos más interesantes que da un “repaso” histórico e ideológico a todo lo que sea o parezca rojo.
  • "Los temas controvertidos". Probablemente el video institucional más gracioso. Tendencioso y fruto de una época que provoca las discusiones del foro pero que puede ser visto con humor.
  • "Manual Zombie" ¿Qué hacer si sus vecinos se convierten zombies? Uno de los Prelinger Mashups que con imágenes de ayer da instrucciones útiles sobre algo inútil.