Los métodos anticonceptivos han sido usados desde la prehistoria, algunos son muy antiguos como el condón y otros más recientes como los hormonales.

El coito interrumpido es uno de los más utilizados, habitualmente entre las parejas estables, pero tiene una eficacia de solo 20% y requiere un estricto autocontrol y dominio, que puede ser causante de sentimientos de frustración en el hombre y llevarlo a una impotencia, así como a insatisfacción sexual en la mujer.

Naturales

El método basal surgió en 1808 y consiste en tomar la temperatura vía bucal, rectal o vaginal, al levantarse, preferentemente a la misma hora y sin levantarse de la cama después de un sueño no menor de 6 horas, como desventaja tiene una restricción sexual a los 8 o 10 días del ciclo, no puede aplicarse a mujeres que trabajan de noche; la ventaja del método consiste en su buena eficacia cuando se aplica de forma correcta.

Método del calendario

Este método llamado Ogino-Knaus es considerado tradicional; es un método predictivo y por ello no es seguro, considerándose que el óvulo tenga una vida limitada de 24 a 36 horas (actualmente se reduce a 6 o 12 horas) y una vida temporal limitada del espermatozoide de 48 horas, se deduce que el período fértil dura como mínimo 3 días cada ciclo: 48 horas previas a la ovulación y 24 horas después que esta ocurra; la ventaja de este método consiste en que es inocuo físicamente y sus desventajas, en que tiene una alta tasa de fracasos 30%.

Método de lactancia

Actualmente es clasificada como método fisiológico o natural y es considerado como primitivo, es importante saber que para tener una eficacia mayor del 98% se requiere que:

  • Exista amenorrea desde el parto.
  • Se mantenga un patrón de lactancia regular (nunca mayor de 3 horas) durante todo el día y en cualquier circunstancia.
  • El lactante tenga menos de 6 meses de edad.
Este método tiene una elevada eficacia y gran número de ventajas, se puede usar mientras se desee en los primeros 6 meses después del parto y es eficaz en más de un 98%; no obstante como cualquier método también tiene desventajas, entre ellas: no protege de las enfermedades de transmisión sexual, es un método temporal de uso limitado y puede ser difícil mantener una lactancia materna completa o casi completa.

Métodos de barrera.Estos métodos entre los que se encuentran el preservativo o condón, los espermicidas, el capuchón cervical, el diafragma, la esponja vaginal y el condón femenino son usados tanto como método anticonceptivo como para protegerse de enfermedades de transmisión sexual.

Ventajas y desventajas

Todos los métodos de barrera tienen ventajas y desventajas, si se usan sistemática y correctamente tienen eficacia para prevenir embarazos y algunas enfermedades de transmisión sexual, el grado de eficacia varía según el tipo de método utilizado, son muy seguros y tienen escasos efectos colaterales, no tienen efecto sistémico, no requieren de consulta médica previa con excepción del diafragma y el capuchón cervical; presentan desventajas como cualquier otro método, entre las que se encuentran: la posibilidad de que no sean tan eficaces como otros métodos.

El condón, tanto masculino como femenino es una opción particularmente usada en jóvenes y adolescentes, sobre todo para evitar las enfermedades de transmisión sexual más que como método anticonceptivo.

Dispositivos intrauterinos

Existen dos tipos fundamentales de DIU medicados, los que liberan cobre y los que liberan hormonas; para su aplicación debe tenerse en cuenta:

  • Selección adecuada de la usuaria.
  • Asesoramiento informativo.
  • Inserción aséptica y cuidadosa por personal capacitado y con experiencia.
  • Seguimiento apropiado.
Los DIU tienen indicaciones, contraindicaciones y complicaciones. Son un método reversible, seguro, eficaz y conveniente; son de duración prolongada, efectivos, fáciles de usar y no requieren de la participación de la pareja sexual; pero no protegen de las enfermedades de transmisión sexual.

Métodos hormonalesEn estos momentos existen fundamentalmente dos tipos de anticonceptivos orales, las píldoras o combinadas (estrógenos y progestina) y las que solo contienen progestina o minipíldoras.

También son de amplio y aceptado uso los anticonceptivos hormonales inyectables, según su tiempo de acción se dividen en: mensuales, bimensuales y trimestrales, son 100% eficaces si se usan correctamente.