Un camión con toneladas de frutas y verduras españolas cruza la frontera con Francia. Allí le esperan un grupo de agricultores franceses que invitan, de forma amable, al camionero español a bajarse del camión. “No te vamos a hacer nada, ni a ti ni a tu mujer ni a tu hija. Solo queremos sacar al fruta”, dicen. Acto seguido un grupo de hombres arrojan al suelo con violencia toda la mercancía ante la atenta mirada del camionero y su familia que espera horrorizada sentada en el vehículo.

Es una escena que lleva meses repitiéndose. La guerra continúa para los agricultores galos que asaltan los camiones españoles de frutas y verduras al intentar cruzar la frontera. Dicen que los precios son infinitamente más baratos que los suyos y eso crea una competencia desleal que les perjudica. La crisis de la bacteria E. Coli ha bajado considerablemente los precios de las frutas y verduras en España.

Unos 200 agricultores franceses han desvalijado en los últimos días seis camiones arrojando fruta y verdura cerca de la ciudad francesa de Montpellier. Según algunos testigos, estas prácticas se hacen delante de los gendarmes que no hacen nada por evitarlo.

El Gobierno español exige el cese de los ataques

El Ejecutivo español ha pedido al Gobierno francés el cese de los saqueos en territorio galo. La ministra española de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), Rosa Aguilar, ha reclamado a los gendarmes una “actitud activa” ante los actos violentos contra las mercancías españolas y ha declarado que “no pararemos hasta que tengamos seguridad absoluta de que no se van a producir hechos de esta naturaleza".

El ministerio ha insistido que estos hechos vulneran la normativa comunitaria que garantiza la libre circulación de mercancías entre los Estados miembros. La Comisión Europea también ha recordado a Francia la normativa, aunque señala que no ha recibido nuevas quejas relacionadas con los últimos asaltos.

A los españoles se les acaba la paciencia

La organización agraria Asaja Cataluña no va a aguatar mucho tiempo más y ha avisado: si de aquí a finales de mes los ataques no cesan, irán a “buscar intereses franceses y a causarles el mayor daño posible" y ha denunciado al pasividad del Gobierno español y francés. Los agricultores catalanes están decididos a cortar durante unas horas, a finales de agosto, el paso fronterizo de La Jonquera, en Girona y obstaculizar así el regreso de los turistas franceses.