La particular constitución morfológica del conjunto de palabras terminados en -mente ha hecho que sea aislado del resto de los elementos adverbiales y se estudie aparte como un grupo especial. Junto con las locuciones adverbiales, los adverbios en -mente son los únicos que pertenecen a clases abiertas, es decir clases a las que pueden incorporarse nuevos miembros.

Formación de los adverbios que terminan en -mente

Este tipo de adverbios se forma a partir de un adjetivo singular. Si el adjetivo tiene variación de género, se usa la forma femenina: claramente y no *claromente. El adjetivo a partir del cual se forman puede ser a veces un superlativo: clarísimamente.

Los adverbios en -mente no pueden formarse a partir de cualquier adjetivo. En general, quedan excluidos como base de formación:

  • Los adjetivos relacionales que expresan origen o pertenencia, es decir, los adjetivos que en los diccionarios se definen como “natural de”, “relativo o perteneciente a” (*españolamente, *romanamente).
  • Los adjetivos calificativos que expresan cualidades materiales como el color, la forma o el tamaño (*jovenmente, *rojamente, *pequeñamente).
Pueden constituir también la base de formación de los adverbios terminados en -mente algunos adjetivos que no son calificativos, como por ejemplo algunos ordinales (primeramente) o multiplicativos (doblemente).

Características de los adverbios en -mente

  • Cuando el adjetivo base lleva tilde, esta se mantiene: práctica, prácticamente; científica, científicamente.
  • Cuando se coordinan varios adverbios en -mente la terminación puede desaparecer, excepto en el último elemento: lenta, fatigosa e inexorablemente.

Funciones de los adverbios en -mente

Funcionan básicamente como adverbios de modo que modifican a verbos: conduce rápidamente, baila maravillosamente.

Sin embargo, se pueden distinguir otros tipos de funciones según la categoría a la que modifican y su significado:

  • Cuando modifican a un adjetivo pueden funcionar como cuantificadores de escala, indicando el grado de una determinada propiedad: excesivamente grande, totalmente vacío, exageradamente chico, completamente desnudo. Por ejemplo:
Es extraordinariamente rápido (cuantificador: muy rápido).

Canta extraordinariamente (de modo: de manera extraordinaria).

  • Cuando modifican al predicado verbal o a la oración pueden funcionar como complementos de frecuencia o complementos de tiempo:
Me acuesto habitualmente a las diez.

Últimamente, no la he visto.

Adverbios en -mente que modifican a una oración

Se utilizan para comentar el contenido de la oración e indicar la actitud del hablante. Generalmente ocupan la posición inicial y van separados del resto de la oración por pausas (comas). Los principales tipos son los siguientes:

- Adverbio de punto de vista: sintácticamente, gramaticalmente, socialmente, etc.

Sentimentalmente, las cosas van bien, pero económicamente, van cada vez peor.

- Adverbio de grado de verdad: seguramente, posiblemente, probablemente, etc.

Obviamente, llegará hoy.

- Adverbios de “juicio”: lamentablemente, felizmente, etc.

Desgraciadamente, la película no anduvo muy bien.

(*) Voz agramatical