En los años 60, Renfe adquirió 103 locomotoras de origen americano, aunque luego la mayoría se construyeron bajo patente en España por la empresa Macosa.

Estas locomotoras constituyeron la serie 319 de Renfe, un tipo de locomotora bicabina, a excepción de 10 unidades que fueron monocabina, de diseño típicamente norteamericano.

Interiormente y en características técnicas fueron iguales, aunque el exterior era muy diferente.

El rendimiento del motor era excelente, pero no así el resto de la mecánica, además la caja y otras zonas tenían una corrosión muy severa y también un envejecimiento prematuro generalizado.

Por ello Renfe, en vez de comprar locomotoras nuevas, decidió remodelar toda la serie, conservando el motor y algunas partes, para luego montar una caja nueva y partes mecánicas de mejor calidad.

El resultado era en la práctica, casi una locomotora nueva, pero con un coste muy inferior.

Transformación de las locomotoras 319

A partir de 1980, Renfe empezó a desguazar las partes de las locomotoras 319 que no se podían aprovechar, guardando los motores y partes de calidad.

Se empezó por 20 locomotoras en 1984 y se las denominó 319.200, estas llevaban un frontal con tres cristales en la cabina, y se les apodó “Retales” y también “Iraquíes”, por parecerse a un modelo que el constructor vendió a los ferrocarriles de Iraq.

Después del éxito en el funcionamiento de estas máquinas, Renfe amplió la remodelación a otras 28 locomotoras, pero estas tenían un modelo de caja diferente, sobre todo el testero. Ante los buenos resultados, Renfe adquirió otras 10 locomotoras idénticas, pero totalmente nuevas de fábrica, siendo las únicas que no proceden de una remodelación, en total las unidades de las 319.200 ascendieron a 58 locomotoras.

La subserie 319.300 y 319.400 proceden en su totalidad de la remodelación de las antiguas 319 y se reformaron desde 1991 a 1993.

Características de las locomotoras 319 subserie 300

Las 319.300 estaban pensadas en un principio para el arrastre de trenes de viajeros, llevaban manguera de calefacción para el tren y una relación de engranajes para circular a 140 Km/h, pero luego pasaron muchas de ellas a servicios de mercancías y su velocidad fue reducida a 100/120.

  • Número de unidades transformadas: 40
  • Disposición de ejes: Co´Co´
  • Años de transformación: 1991 – 1992, realizado por Macosa.
  • Motor: General Motors GM 16-645-C
  • Transmisión: Eléctrica.
  • Potencia: 2.022 CV, a 900 r.p.m
  • Velocidad máxima: 140 Km/h
  • Peso en vacío: 117 t

Servicios ferroviarios realizados

En sus primeros servicios, desde 1992 – 1993, fueron destinadas a los depósitos de Granada (15 unidades), Madrid Atocha (7), Orense (16) y Zaragoza (12).

Estas locomotoras arrastraron trenes Talgo como el Madrid - Granada, coches de viajeros convencionales como por ejemplo el “estrella” Barcelona – La Coruña (en territorio Gallego), y también los pocos servicios regionales que se hacían con material convencional (Coches 6200 y 16200 de color naranja y blanco) en Galicia y Andalucía.

Durante un pequeño periodo de tiempo hicieron parte del trayecto en el servicio Salamanca – Irún / Bilbao.

Con el paso del tiempo, estas locomotoras no pudieron competir con la calidad del servicio de las locomotoras 333, y muchas fueron relegadas a trenes de mercancías, se las pudo ver haciendo servicios con trenes de contenedores.

Una de las máquinas fue destinada para trenes de trabajo de infraestructura, recibiendo la decoración en color azul y blanco para ese servicio, mas adelante otra de las locomotoras se utilizó para trenes laboratorio de auscultación de vía, después esta máquina recibió la decoración en verde y blanco de Adif, cuando se separaron la gestión de la infraestructura y la gestión de trenes por parte de Renfe Operadora.

Las locomotoras restantes que se encontraban en buen estado, fueron pintadas con los colores de Renfe Operadora: Blanco, gris y morado.