Las locomotoras de la serie 333, han sido de las mejores locomotoras que ha tenido Renfe, su gran funcionamiento llevó a la compañía a modificar unas unidades para poder circular con trenes de viajeros a velocidades de 160 Km/h.

A mediados de los años 90, la mayoría del parque de material remolcado de Renfe era apto para velocidades de 160 Km/h, este material estaba formado por el material Talgo (Talgo III y Talgo Pendular) y los coches de viajeros convencionales de la serie 9000 y 10000, además de otras series que estaban siendo mejoradas.

Por tanto, Renfe necesitaba locomotoras diésel preparadas para dichas velocidades y así aprovechar al máximo el material remolcado destinado a los trenes de viajeros.

La locomotora diésel eléctrica 333.100 de Renfe

En 1974 empezó a funcionar la mítica serie de locomotoras 333, en total se fabricaron 93 unidades, después de más de veinte años de un magnífico rendimiento, Renfe quiso "exprimirlas" para aprovecharlas al máximo.

Por ello en la segunda mitad de la década de los años noventa, Renfe apartó doce locomotoras con la intención de dotarlas de mayor velocidad, pasar de los 146 Km/h originales a los 160 Km/h, velocidad máxima de la mayoría del material remolcado.

De estas doce locomotoras, ocho fueron para formar la subserie 333.100 y cuatro para la subserie 333.200.

En el caso de las 333.100, Renfe optó por sustituir los bogies originales (con bastante desgaste) por otros nuevos fabricados por Alstom, además se cambió la relación de engranajes para poder llegar a los 160 Km/h.

Aprovechando este trabajo de taller, se realizaron unas pequeñas mejoras a nivel mecánico y de equipamiento.

La pintura exterior en el momento de la obra era la denominada "Taxi", amarillo y gris, más tarde algunas fueron pintadas en los colores corporativos de "Grandes Líneas Renfe" y luego, en la recta final de su vida útil, dos unidades fueron pintadas con los colores corporativos de Renfe Operadora, los colores blanco, morado y gris.

Características técnicas de la locomotora diésel eléctrica 333.100 de Renfe

  • Fabricante: Macosa, General Motors y Nohab (Mejoras realizadas por Renfe y Alstom)
  • Nº de unidades mejoradas: 8
  • Años de recepción: 1974-1976 (mejoradas entre 1995 y 1999)
  • Disposición ejes (UIC): Co'Co'
  • Distancia entre topes: 20,700 m.
  • Anchura máxima: 3,060 m.
  • Altura máxima: 4,280 m.
  • Peso en servicio: 120 t.
  • Velocidad máxima: 160 Km/h (luego limitadas a 140).
  • Potencia: 2.550 CV a 900 rpm
  • Esfuerzo tractor: 320 kN.
  • Número de motores: 1 diésel GM 16-645-E-3 6 motores de tracción eléctricos (CC).
  • Sistemas de seguridad: ASFA.
  • Mando múltiple: 4 (normalmente 2)

Servicios ferroviarios realizados en Renfe

Estas locomotoras fueron destinadas a la Unidad de Negocio de "Grandes Líneas", la división de Renfe para transporte de viajeros, estuvieron destinadas a los depósitos de Madrid - Fuencarral, Orense y Salamanca, aunque se las pudo ver circular por toda España.

Estas mejoras realizadas a las locomotoras, no dieron buenos resultados, es cierto que las máquinas necesitaban un cambio de bogies, pero también es cierto que estos bogies no se adaptaron bien a las locomotoras.

Los problemas de estos bogies estaban localizados en las grandes velocidades, a más de 140 Km/h, las 333 desgastaban mucho las ruedas y aparecían los temibles planos, ello también generaba daños en las vías, por ello Renfe decidió más tarde limitar la velocidad máxima a 140 Km/h, y por supuesto no ampliar esta subserie, además el proyecto "Prima" para reconstruir y aprovechar estas locomotoras para la serie 333.300 estaba "al caer".

La serie 333 de Renfe, una locomotora mítica a pesar de todo

A pesar que las mejoras no tuvieron los resultados esperados, la serie 333 estuvo treinta años en servicio activo, además han sido transformadas a las subseries 333.300 y 333.400, como si de locomotoras nuevas se tratara.

Sobre las locomotoras 333.100, solo una, la 333.107 está en servicio activo para trenes de trabajo, en la división "Integria" de Renfe.