Desde los años 50, Renfe tenía planes de dieselización, estos consistían en la sustitución de las locomotoras de vapor más antiguas, centrándose sobre todo en lugares como Galicia y Andalucía, donde la explotación con máquinas de vapor era aun más dificultosa que en otros lugares.

Después de los éxitos de las locomotoras de la serie 316 y 318, Renfe adquiere 80 locomotoras de la serie 321, un modelo de diseño cercano al europeo bicabina, evolucionando los modelos anteriores de la casa americana Alco.

La locomotora diésel eléctrica serie 321 de Renfe

La necesidad imperiosa de eliminar la tracción vapor en Galicia y Andalucía, los excelentes resultados de otras locomotoras diésel y el poder aumentar la potencia media del parque de locomotoras, estas eran algunas de las razones por las que Renfe decide ampliar en 80 locomotoras el parque de tracción diésel , con máquinas de la serie 321 (serie 2100, denominada por entonces).

Estas locomotoras de la casa americana Alco, superan los 2000 CV de potencia, y son una evolución de las series 316 y 318, además el peso por eje se adaptaba a casi todas las líneas españolas, que por entonces tenían poca capacidad de tonelaje.

La idea era disponer de locomotoras universales para todo tipo de servicios, tanto de viajeros como de mercancías, aunque el principal objetivo era centrarlas en los trenes expresos de viajeros.

Estas máquinas eran típicas de Alco, excelente mecánica, bella línea de diseño, fiabilidad, gran adherencia, buen esfuerzo de tracción y una velocidad máxima de 120 Km/h, la versatilidad de estas locomotoras dejó impresionados a los ferroviarios de la época.

Características de la locomotora diésel eléctrica serie 321

  • Fabricante: ALCO, Euskalduna, CAF y Naval.
  • Año de construcción: 1964 -1967.
  • Disposición ejes: Co'Co'.
  • Distancia entre topes: 18,567 m.
  • Anchura máxima: 2,988 m.
  • Altura máxima: 4,216 m.
  • Peso en servicio: 111 t.
  • Velocidad máxima: 120 km/h.
  • Potencia: 2.180 CV.
  • Ancho de vía: 1668 mm.
  • Número de motores: 1 motor diésel Modelo 251 C, 6 motores de tracción GE 761.
  • Sistemas de seguridad: ASFA.
  • Mando múltiple: 5 (normalmente 2).

Servicios ferroviarios Realizados

Estas magníficas locomotoras, fueron destinadas a los tres primeros depósitos diésel de España: Orense, Sevilla y Madrid Atocha. Desde allí reforzaron los servicios realizados por las 316 y 318, pero los servicios prioritarios de estas máquinas, fueron largos expresos en líneas principales, se las podía ver por el tramo Ávila – Miranda de Ebro, antes de la electrificación y junto a las “Confederación”, y también claro está, con los expresos a Galicia y Andalucía.

La época más brillante de las 321, duró hasta mediados de los años 70, donde fueron sustituidas por las locomotoras de gran potencia de la serie 333 y por lo tanto relegadas a trenes regionales tipo “Ómnibus”, líneas secundarias y trenes de mercancías.

Hasta 1985, año del dramático cierre masivo de líneas, las 321 de Orense eran asiduas en líneas como la “Ruta de la Plata” y Valladolid – Ariza, en esa época empieza el declive de estas locomotoras de Alco. Desde entonces empiezan a darse de baja algunas unidades y con el tiempo hasta la actualidad, son vendidas a empresas privadas y también son utilizadas como máquinas “herramienta” para trabajos de vía.

Después de muchos años, todavía quedan en funcionamiento varias de estas locomotoras, sin lugar a dudas una de las más características de la historia de los ferrocarriles españoles, además de marcar una época y una casa como Alco, uno de los mejores fabricantes en el mundo ferroviario con miles de seguidores en el mundo entero. También ha quedado en la memoria de muchos maquinistas por su enorme polivalencia.

Algunas de estas locomotoras han sido adecentadas y pintadas con la nueva decoración verde y blanca, imagen corporativa del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), serán utilizadas para trenes de trabajo en las vías.