Medina de las Torres es una localidad extremeña del sur de la provincia de Badajoz, ubicada a unos 80 km de la homónima capital provincial y a unos 9 km de la ciudad de Zafra. Conocida por ser un hito de la ruta de la Orden Militar de Santiago, comparte su pertenencia a otros famosos caminos que la atraviesan, como la Ruta de la Plata y la Cañada Real Leonesa. Su núcleo de poblamiento original conocido como Ugultiniacum es céltico; en la dominación romana pasó a ser conocida como Contributa Iulia. Actualmente mantiene algo del nombre que le dieron los moros, como todas las ciudades que se llaman medina, que significa justamente eso: ciudad.

Patrimonio histórico de Medina de las Torres

Desde el ejido urbano y sus alrededores se encuentran innumerables manifestaciones del patrimonio histórico-artístico de Medina de las Torres, y solo por nombrar algunas se destacan las siguientes:

  • Iglesia de Nuestra Señora del Camino, edificio finalizado en el s. XIV en el que se destaca un retablo de 27 tablas cuyo autor fue Eustacio de Bruselas, así como la pila bautismal y las imágenes bellamente talladas que circundan la iglesia.
  • La Plaza de la Constitución donde se encuentran edificios como el Ayuntamiento -de dos plantas con pórtico de entrada formado por tres arcos rebajados sobre pilastras de granito-.
  • El Palacio de Los Cardos del s. XVII.
  • El Hospital de los Transeúntes.
  • La casona hidalga en la que se destaca una moldura en cuya cornisa se ven huecos artísticamente diseñados.
  • La Casa de la Encomienda.
  • Una decena de casas con escudos heráldicos en sus fachadas.
  • La Ermita del Cristo del Humilladero, del s. XVIII.
  • La Ermita de la Virgen Coronada del s. XVI.
  • Las Fortalezas de la Encomienda y del Homenaje, la primera de origen medieval.
Párrafo aparte merece el hallazgo de unas pinturas al temple perfectamente conservadas que se atribuyen al pintor Antón de Madrid, debajo del altar de la Iglesia de Nuestra Señora del Camino.

Patrimonio Arqueológico de Medina de las Torres

Los vestigios arqueológicos de la zona de influencia de Medina de las Torres son de diversas épocas, por lo que esta diversidad y cantidad acerca a quienes quieren sentirse parte de la historia de la humanidad desde miles de años atrás. Para quienes gusten de la prehistoria están los dólmenes del Calcolítico; para quienes aprecien la cultura romana está el notable yacimiento de Contributa Iulia -conocida como "Los Cercos", con impresionantes villas romanas- y muchas tumbas; para quienes valoren la cultura árabe se pueden encontrar la influencia arquitectónica, restos de fortificaciones y tumbas.

La gastronomía de Medina de las Torres

La gastronomía de Medina de las Torres se caracteriza por la utilización de los productos naturales extremeños propios de la zona, como el cerdo ibérico, verduras, aceitunas y guisantes, condimentados con aceite de oliva. Se destacan algunas recetas típicas tradicionales como las calderetas de "guarrino" y de borrego, la ensalada extremeña -a base de arroz y atún-, la sopa de carnaval, los repápalos, los mamones y el cocido. Para los postres se degustan manjares reconocidos como las torrijas con miel, los asistentes, la leche frita, los bombones de leche frita, los borrachos y las roscas fritas extremeñas.

Hoteles de Medina de las Torres

Los establecimientos hoteleros en la ciudad son un hostal y un hotel, mientras que existen proyectos de alojamientos rurales. En cuanto a entretenimientos se destacan varios bares, un pub y una discoteca. Por último queremos destacar que existe una profusa oferta hotelera y de entretenimientos en la muy cercana y comarcal ciudad de Zafra, por lo que el visitante cuenta con alternativas excelentes para pasa unos días inolvidables entre monumentos, paisajes, viñedos, bodegas, olivares y la adictiva gastronomía extremeña.