La linaza es la semilla de la planta Linum Usitatissimum, comúnmente llamado lino.

De la semilla se extrae el aceite de linaza rico en ácidos grasos de Omega 3, Omega 6 y Omega 9.

Esta semilla tiene propiedades curativas, aunque también se usa en la fabricación de pinturas, o como estabilizante de algunos preparados cosméticos.

Los investigadores de del instituto científico para el estudio de la linaza de Canadá han enfocado el estudio de esta semilla en la prevención y curación de algunas enfermedades degenerativas.

La experiencia clínica demuestra que el consumo reiterado de la linaza cura o previene las siguientes enfermedades.

Cáncer

Previene el cáncer mama, de pulmón, de próstata, de colon, etc. La semilla de la linaza, contiene hasta 27 sustancias anti cancerígenas. Una de las sustancias se llama lignina que se encuentra en la semilla en un porcentaje del 30%.

Para bajar peso

La linaza molida es excelente, para bajar peso, pues elimina rápidamente el colesterol. Ayuda a controlar la obesidad y la sensación innecesaria del apetito, por tener gran cantidad de fibras dietéticas, tiene cinco veces más fibra que la avena.

Problemas estomacales

Previene y cura el cáncer de colon, excelente para la gastroenteritis, gastritis, estreñimiento y la acidez estomacal.

Lubrica y regenera la flora intestinal. Ayuda a la expulsión de gases gástricos, producto laxante por excelencia. La linaza contiene gran cantidad de las dos clases de fibra dietética, soluble e insoluble, contiene la mayor cantidad de fibra que ningún otro grano.

Previene de divertículos en las paredes de los intestinos. Elimina toxinas y contaminantes.

Sistema nervioso

Es un tratamiento para la presión arterial. Las personas que toman linaza tienen una gran disminución en la tensión nerviosa y un sentimiento de calma. Mejora las funciones mentales en los ancianos y ayuda a mejorar los problemas de conducta en enfermedades psíquicas como la esquizofrenia. La linaza es una dosis de energía para el cerebro, porque sus nutrientes producen neurotransmisores.

Sistema inmunológico

La linaza alivia alergias, es muy efectiva contra el lupus. Al contener omega 3,6 y 9 y un gran contenido de nutrientes que necesitamos en nuestro organismo, hace que enfermemos menos, por ofrecer resistencia a las enfermedades.

Retrasa en envejecimiento y es útil en la enfermedad de la anemia.

Sistema cardiovascular

  • Es ideal para luchas contra la arteriosclerosis.
  • Rebaja en colesterol adherido a las arterias.
  • Puede prevenir la esclerosis coronaria.
  • Incrementa las plaquetas en la sangre.
  • Previene la alta tensión arterial, la arritmia y el asma.
  • La ingestión continuada de linaza previene gran cantidad de enfermedades cardiovasculares por medio de una sustancia llamada prostaglandina, la cual regula la presión de la sangre y la función arterial.
  • Juega un papel importante en el metabolismo de calcio y energía.

Sistema sexual

Algunos médicos han encontrado en la linaza un afrodisiaco natural. La causa más frecuente, la frigidez e impotencia, se debe a el bloqueo de la circulación sanguínea en las arterias de la pelvis, la mejor solución es la limpieza de estas arterias, y el uso continuado de la linaza lo consigue.

Es útil incluso durante el embarazo, y previene los bochornos de la menopausia.

Condiciones para la piel y el cabello

Con el uso regular de la linaza podemos ver como la piel y el cabello se vuelve más suave y aterciopelado.

Es útil para las pieles secas y sensibles a los rayos de sol. Es ideal para problemas en la piel, como psoriasis y eczemas Es también recomendable para mascarillas faciales, dejando la piel profundamente limpia, de impurezas.

Una buena noticia para los diabeticos, el consumo reiterado de linaza favorece el control de azucares en sangre. Aunque todo ha de estar supervisado por un médico.