Cuando llega el verano, llega la época de los molestos mosquitos. En algunas zonas son más numerosos que en otras, pero en todas resultan terriblemente molestos. Sobre todo de noche, cuando se les oye volar de esquina a esquina en la habitación a oscuras, zumbando como biplanos al pasar junto a los oídos. Quizá esta condición de "vampiros nocturnos" sea la que les ha hecho protagonizar más de una novela o película de terror.

En este contexto, es habitual despertar con varias picaduras en brazos y piernas, algo que es irritante para los adultos, pero especialmente para los niños, que sienten el picor y no saben a qué es debido. Por eso, lo normal es buscar remedios de todo tipo para ahuyentar a los mosquitos, aunque cuando los afectados son infantes o bebés, es importante que dichos remedios sean caseros, naturales e inocuos para ellos.

Limón y clavo: remedio natural anti mosquitos

Es cosa bien sabida que el olor del limón es desagradable para los mosquitos. Muchos ahuyentadores caseros de mosquitos recurren a él de un modo u otro: citronella, té con limón... Todo vale si funcionan como repelentes.

Sin embargo, un antimosquitos fácil de usar y durable es el que se basa en la acción del limón y el clavo (especia).

Fabricar este repelente de mosquitos y proteger la casa es realmente fácil, como se verá a continuación.

Repelente para mosquitos: ingredientes y elementos necesarios

  • Limón.
  • Clavo en especia.
  • Plato de postre.
  • Cuchillo.

Cómo "fabricar" el repelente anti mosquitos

El "modo de empleo" de este repelente natural es realmente sencillo. Bastará cortar en dos mitades un limón con la ayuda del cuchillo. Una vez hecho esto, se introducen las semillas de clavo en la pulpa del limón, de modo que las "cabezas" queden al aire en ambas mitades. Después, se coloca cada mitad en un platito de postre, con el clavo hacia arriba

De este modo, con un limón se podrá obtener dos repelentes anti mosquitos, para colocar en la habitación principal y en la del bebé, por ejemplo, o en el salón y en el dormitorio.

Si en lugar de cortar el limón en dos mitades lo hacemos en tres rodajas de un grosor similar, podremos obtener más repelentes, aunque su duración será menor.

¿Durante cuánto tiempo el limón con clavo funciona?

Depende de la sequedad del ambiente y del grosor de las rodajas de limón, pero en general cada dosis dura entre dos y tres semanas, pudiendo llegar hasta el mes.

Para averiguar si el remedio sigue siendo útil como anti mosquitos lo ideal es tomar el plato y acercarlo a la nariz para comprobar si sigue desprendiendo olor.

Otros repelentes caseros contra los mosquitos

El método del "limón y el clavo" tan solo es uno de los muchos remedios caseros que existen para evitar las picaduras de mosquitos.

Otros remedios son:

  • Poner un vaso con vinagre junto a la ventana.
  • Llenar un rociador con té con limón y rociarse el cuerpo con él.
  • Comer alimentos ricos en vitamina B (almendras, lentejas, champiñones...).
  • El uso de ciertas plantas en ramilletes o macetas como el espliego o la albahaca.
Aunque, por supuesto, la solución ideal pasa por la utilización de mosquiteras en puertas, ventanas y, sobre todo, en las cunas de los más pequeños.