José Mourinho solo realizó un cambio con respecto al once que se quedó a las puertas de llegar a la final de la Champions League ante el Bayern. Granero ocupó el lugar de Khedira para enfrentarse a un equipo sevillista que apura sus opciones de estar en la máxima competición continental.

El partido empezó polémico. A los cuatro minutos Fazio marcaba pero el gol fue anulado por una falta previa de Álvaro Negredo a Pepe que fue, al menos, discutible. El Madrid volví a fallar en un balón aéreo y no dio la impresión de que el ‘9’ sevillista desequilibrara al central portugués. Quizá señaló fuera de juego.

CR7 llega a los 43

El Madrid se metió en el partido con un golpeo de cabeza de Pepe y un recorte de Cristiano Ronaldo a Javi Varas que acabó con un pase que no encontró rematador. El delantero portugués no tardó en estirar su récord goleador llegando a los 43 tantos. Benzema le hizo llegar el balón, se fue de Coke y ajustó su chut al palo izquierdo de Varas como si fuera la cosa más sencilla del mundo.

El equipo de Míchel trató de equilibrar el marcador. Primero José Antonio Reyes decidió mal al rematar sin fuerza cuando se encontraba en una buena posición dentro del área. También pudo pasar a Negredo que se la pedía a su izquierda pero el sevillano quiso resolver el solo. A continuación Deivid puso un balón que dejó solo a Negredo con Casillas pero su vaselina se fue por encima del larguero. Pero por muy poco.

Los jugadores blancos retomaron la iniciativa con una llegada por la izquierda de Marcelo que resolvió Varas. Cristiano no pudo rematar de cabeza tras una planta de Fazio que le puso el pie a la altura de la cara. Mateu Lahoz señaló juego peligroso y el libre indirecto correspondiente. Marcelo la envió al punto de penalti y allí la enganchó Cristiano que dio en el palo. El Sevilla se salvó por los pelos.

Benzema no tenía su mañana y tras el saque rápido de una falta de Marcelo que Özil transformó en una contra el delantero marsellés acabó chutando a las nubes. En el intercambio de golpes del primer acto, el Madrid había resulto por la mínima.

El Sevilla se complica la vida en el inicio de la segunda parte

El Sevilla pagó sus errores en 180 segundos. Primero Negredo se fue de Pepe y su remate fue flojo y a las manos de Casillas. A continuación Di María buscó a Benzema pero Coke se interpuso. No obstante el defensa se durmió y se quedó mirando al francés que aceptó de buen grado el regalo y empujó la pelota dentro del área pequeña para poner el 2-0.

Por si fuera poco, Marcelo, tres minutos después, le robó el balón a Reyes y se la puso a Sergio Ramos que desbordó por la derecha y la puso en el segundo palo donde Benzema en plancha anotó el tercero. Partido más que encarrilado.

Reyes y en menor medida Navas se mostraban muy activos, pero fallaban en el último pase o en el remate. Míchel retiró al zurdo con vistas a darle descanso para el derbi sevillano de la jornada entre semana. Ya daba por perdido el partido.

El partido se convirtió en intrascendente. Xabi Alonso, que pidió el cambio, fue sustituido por Albiol que recuperó su vieja posición como mediocentro. Los minutos pasaron sin mayor importancia y el Madrid ya se acerca a un campeonato que no puede perder.

Ficha técnica

Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Pepe, Ramos, Marcelo, Xabi Alonso (Albiol), Granero (Khedira), Özil, Di María (Callejón), Cristiano Ronaldo y Benzema.

Sevilla FC: Javi Varas; Coke, Fazio, Cala, Navarro; Trochowski, Deivid (Campaña); Navas, Reyes (Luis Alberto), Rakitic y Negredo (Babá).

Árbitro: Mateu Lahoz (colegio valenciano).

Goles: Minuto 19, 1-0 C. Ronaldo. Minuto 48, 2-0 Benzema. Minuto 51, 3-0 Benzema.