El Barcelona ya domina la Liga aunque tenga en el Levante un inesperado compañero en el primer peldaño de la clasificación. Pero el equipo de Pep Guardiola empieza a sumar victorias y ya lleva tres seguidas (cinco en siete jornadas disputadas) desde que empató 2-2 en Mestalla. Por su parte el Sevilla, a dos puntos de los azulgranas, no quiere perder comba.

Guardiola, que recuperó a Cesc Fàbregas e incluyó en los convocados a Isaac Cuenca, no se olvidó de las críticas del presidente sevillista, José María del Nido sobre el desproporcionado reparto de los derechos televisivos: "El Sevilla es un grande aunque su presidente no lo piense. Están capacitados para ganar en cualquier campo y en cualquier circunstancia".

Por su parte el técnico sevillista, Marcelino García Toral, aseguró que "todos los entrenadores tenemos nuestro plan. Todos creemos que es posible sorprenderles, pero es más que difícil". Con respecto al los comentarios del presidente catalán Artur Mas y el eslogan de las camiseta ('Orgullosos de Andalucía') dijo que "me parece una idea brillante. Cualquier sevillano y andaluz debe estar orgulloso de su tierra".

Igualada primera parte

El duelo entre los dos equipos invictos (también lo está el Levante) empezó con e Barça sin Puyol (por molestias), ni Pedro y Cesc en el equipo titular (ver vídeo resumen). Iniesta ocupó la posición de falso extremo derecho y fue el albaceteño el que casi llega a un peligroso balón en profundidad que le puso Messi. A los 11 minutos una cesión arriesgada de Abidal estuvo a punto de ser aprovechada por Jesús Navas que siguió muy atento la jugada.

Armenteros lo intentó con un latigazo lejano con la zurda, pero Valdés estuvo atento al lanzamiento del delantero. El descaro sevillista se confirmó a los 20 minutos con un balón que le cayó a Navas dentro del área y que el extremo lanzó a la escuadra derecha de Valdés que la sacó con una bonita palomita a mano cambiada. Dani Alves estaba viendo como el peligro llegaba cuando su transición defensiva era demasiado lenta.

El Barça retomó la iniciativa pero se encontró una ordenada zaga rival. El equipo azulgrana era capaz de embotellar al Sevilla en su área pero le costaba horrores finalizar. Y cuando lo hacía con acierto, Javi Varas se lucía. Primero aguantó perfectamente sacando un remate muy centrado de Villa que llegó por le centro tras un pase desde la izquierda de Iniesta. Luego con una buena intervención a un tiro escorado, pero cercano de Messi, en la última oportunidad de la primera parte.

El Sevilla resiste tras el descanso

Varas siguió luciéndose en la segunda parte. En el 53 despejó un certero remate raso de Iniesta desde la frontal. El Barcelona salió dispuesto a marcar y elevó su intensidad hasta convertir el partido en un monólogo. Messi lo intentó de cabeza sorprendiendo en una llegada y Adriano disparó muy cerca del palo. También se sumó al acoso y derribo Villa pero la cruzó en exceso.

Guardiola elevó su nómina de delanteros dando entrada a Pedro por Keita. Escudé casi le hizo un favor al Barça tratando de despejar un centro de Alves, pero varas la echó al saque de esquina. Kanouté sustituyó a Del Moral con la complicada misión de sorprender a los azulgranas. Entre tanto Iniesta se coló en el área y fue capaz de rematar de vaselina entre Varas y Cáceres pero la pelota botó en el larguero.

Los diez minutos finales no fueron tan emocionantes como cabía esperar. Varas volvió a frustrar un remate escorado de Messi. Pero el partido transcurría según el guión sevillista que acumuló jugadores en el centro para que su rival se ahogara en los flancos. La polémica llegó en el 90 con un pase de Villa a Iniesta que cayó en el área tras una entrada de Fazio. Iturralde pitó penalti y tras muchas protestas Messi se dispuso a chutar, pero Kanouté agarró del cuello Cesc y vio la roja (tenía una amarilla). El '10' lanzó la pena máxima en el 94 y Varas redondeó un partido perfecto con una estirada a su izquierda.

Fernando Navarro protestó como un poseso una falta lateral y fuera del área, que lo era, en en el 96 y también fue expulsado. Messi lanzó directo y Varas despejó. Los sevillistas empezaron orgullosos de ser andaluces y los andaluces acabaron igualmente orgullosos de los jugadores. El Barça cede el liderato al Madrid por un punto. La Liga se aprieta.

Ficha técnica

Novena jornada del campeonato de Liga 2011-12. Estadio Camp Nou de Barcelona.

Barcelona: Valdés; Alves, Mascherano, Abidal, Adriano; Keita (Pedro), Xavi (Busquets), Thiago (Cesc); Iniesta, Messi y Villa.

Sevilla: Varas; Cáceres, Fazio, Escudé, Fernando Navarro; Medel, Campaña (Rakitic), Trochowski (Coke); Navas, Manu del Moral (Kanouté) y Armenteros.

Árbitro: Iturralde González (colegio vasco).

Goles: Sin goles.